Policía propone a excarcelado infiltrarse en marcha y hacer espionaje

Grave denuncia de joven ante organismos de derechos humanos. A cambio le ofrecen librarlo de acusaciones, regresarle su moto incautada, protección y dinero

Eyner López cuando fue presentado como terrorista por la Policía. Fue recapturado, excarcelado y asediado. HOY/Tomada del 19 Digital

Eyner López cuando fue presentado como terrorista por la Policía. Fue recapturado, excarcelado y asediado. HOY/Tomada del 19 Digital

La Policía sigue botando lo poco que le queda como institución responsable de la seguridad ciudadana en el país, ahora con una acción ilegal como el espionaje. Pero no es todo, la metodología que emplearía para tal práctica incluye un abuso de su autoridad y la hace ver más como una estructura al margen de la ley, que una entidad estatal comprometida con los ciudadanos nicaragüenses.

La acusación la hace un autoconvocado, recientemente excarcelado, recapturado por la misma Policía y vuelto a liberar. Saber que la acusación lo pone en peligro de muerte a él y al resto de su familia, lo hace más creíble. Se trata de Eyner López, quien se vio obligado a dejar el país como una forma de salvar su vida y sus principios tras sufrir el acoso y chantaje de la Policía del régimen.

Contra marchas

Reveló López que la Policía le propuso realizar trabajos de espionaje en contra de quienes protestan en Nicaragua y a cambio se desistiría de su proceso judicial por robo agravado; además de regresarle la motocicleta y el celular ocupados y prometerle comida, casa y viáticos.

El abogado y la esposa de Eyner López, el día de su recaptura. HOY/ Cortesía Cpdh
El abogado y la esposa de Eyner López, el día de su recaptura. HOY/ Cortesía Cpdh

La misión de López consistiría en infiltrarse en las marchas azul y blanco, que la Policía le indicaría previamente, y averiguar quiénes son los líderes, quién financia, quiénes son los organizadores y qué involucramiento tiene Estados Unidos en todo esto.

Lea también: Orteguismo recaptura a preso político excarcelado

Tales confesiones aparecen en un video que este jueves fue compartido por la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), organismo que asegura conocer varios casos de este tipo, pero que no brinda detalles por solicitud de los denunciantes debido a que habría represalias contra ellos y sus familiares. La denuncia de López se hizo pública luego de enterarse que abandonó el país y ahora se encuentra exiliado en Costa Rica, sumándose al éxodo nicaragüense que ha sido empujado por la represión del régimen de Daniel Ortega en los últimos once meses.

Denuncia es grave

A juicio del secretario de la CPDH, Marcos Carmona, el caso de López forma parte de una práctica recurrente de la Policía, lo que preocupa, porque deja ver que no descansa por apresar a todas las personas que protestan contra la dictadura.

“Las personas nos han informado que después de que han salido o han estado detenidas y les han hecho este tipo de propuestas, ellas nos han informado y lógicamente muchas de ellas han salido del país, e incluso hasta a un hombre de prensa de un medio de comunicación le hicieron este tipo de propuesta”, explicó Carmona, quien considera grave la denuncia.

Lea también: Recapturan y vuelven a acusar a preso político

López fue capturado en octubre de 2018, excarcelado el 27 de febrero de 2019, pero devuelto a la prisión el 26 de marzo. Finalmente lo soltaron dos días después en calidad de casa por cárcel. Ese día hizo la denuncia en la CPDH, quedando grabado el video presentado ayer.

Buscan no liberar

Mientras la Alianza Cívica y el orteguismo trabajan en la conciliación de la lista de presos políticos del régimen de Daniel Ortega, junto a una delegación de la Cruz Roja Internacional, más casos de autoconvocados aparecen procesados por delitos comunes, una estrategia para no liberarlos mediante las negociaciones. Tal es el caso de Víctor Manuel Díaz Pérez y Franklin José Quintero Armas, quienes fueron condenados a 25 años de prisión por el asesinato del joven Denis Madriz.

La delegación de Ortega no ha cumplido acuerdos firmados. HOY/Archivo
La delegación de Ortega no ha cumplido acuerdos firmados. HOY/Archivo

Estos fueron acusados porque participaban en las marchas y plantones cívicos contra el régimen desde abril de 2018, cuando inició la crisis sociopolítica en Nicaragua. El abogado Arnulfo López, de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), confirmó que los jóvenes no aparecen en la lista como presos políticos, pero aseguró que sí lo son y el caso fue documentado debidamente.

Caso P del H

Otro caso que el orteguismo no quiere ver como presos políticos, sino como reos comunes, es el de los primeros reos políticos Michael Enrique Peña González, de 23 años; Rommel Fabián Guillén, de 19 años; Kevin Antonio Martínez Mejía, de 17 años; Fernando José Ortega Alonso y Juan José López Oporta.

Estos fueron acusados el 27 de abril de 2018 por el asesinato de Roberto Carlos García Paladino, ocurrido frente al Palí de la P del H, en Managua, mientras este, junto a los ahora acusados, resguardaban el centro de compras para que no fuera saqueado por miembros de fuerzas paramilitares, conocidos popularmente como Juventud Sandinista, durante la violenta jornada de represión policial contra la población que protestaba contra las reformas del INSS, en abril de 2018.

Estos muchachos fueron representados por la abogada Yonarqui Martínez, quien sostiene que son presos políticos. Además, familiares y vecinos de los procesados aseguran que quienes secuestraron al ahora difunto fueron miembros de la Juventud Sandinista (JS) y que incluso lo subieron vivo a una camioneta Hilux, donde lo remataron.

También aclararon que acusan a los jóvenes porque años anteriores uno de ellos había sido miembro de la JS y no le perdonaban la traición. Para Pablo Cuevas, de la CPDH, este comportamiento del orteguismo es porque le conviene reportar menos presos políticos y muchas familias cayeron en la trampa de hacer uso de defensores públicos pagados por el gobierno y de contratar abogados privados que no querían pelear el caso como político y les pedían no hacerlos públicos. “La gente confiada no reportó los casos y ahora están en este problema”, dijo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas