Pobladores de Jinotepe padecen por la falta de agua potable

El problema se ha agudizado por los desperfectos que enfrenta uno de los pozos

agua, jinotepe, enacal, desabastecimiento, pozo

Los jinotepinos que no tienen tanques para recaudar agua, lo hacen en panas. HOY / Mynor García

HOY / Carazo

El desabastecimiento de agua potable en Jinotepe, Carazo, se ha agudizado debido a los problemas mecánicos que enfrenta el pozo El Calvario. Ante este problema la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) ha enviado pipas con el vital líquido a los barrios El Socorro, San Felipe y sectores de La Villa para paliar un poco la situación.

Este medio confirmó el desperfecto del mencionado pozo. Según varios trabajadores que hablaron bajo anonimato, la unidad tiene daños en la bomba, por lo que se desmontó el equipo para realizar las reparaciones. Dijeron que el costo anda por los 15 mil dólares y confían que pronto se solucione el problema.

Explicaron que se ha estado haciendo uso de llaves de paso en diferentes sectores para poder abastecer de forma racionada los barrios. No obstante los pobladores de los barrios San Juan, El Cementerio, San Antonio, San José, San Rafael, Los Mameyes, entre otros, han manifestado su inconformidad alegando que los recibos llegan puntuales y con montos elevados.

Durante dos fines de semana la ciudad entera quedó sin agua todo el día. Los quejosos dijeron que cuando restablecen el servicio solo lo dejan cuatro horas.

Según los afectados en el barrio San Rafael, ha sido tradición -antes de que se dañara el pozo El Calvario-, que el vital líquido llegue a los grifos a la 5: 30 de la mañana y a eso de las 7: 30 a.m., ya no hay agua.

Lo mismo ocurre en el barrio San José, pese a que en esa zona se ubica el pozo Santa Ana.

Marta Lorena Conrado, explicó que ella tiene una deuda  con Enacal, por cobros exagerados de hasta tres mil córdobas mensuales, aunque en su casa nunca hay servicio de agua potable. Los vecinos del barrio San José coinciden con Conrado, que la falta de agua ha sido constante por años y la empresa Enacal nunca ha dado respuesta.

Los cinco barrios del centro histórico de Jinotepe, padecen de la falta de agua potable. Los dueños de negocios que apenas comienzan a trabajar para recuperarse después de la situación sociopolítica que afecta al país, resienten la crisis de agua porque se les dificulta dar un servicio de calidad a los clientes y además se encarece por que deben comprar agua embotellada. Esta crisis de agua afecta también los colegios, casas bancarias, universidades y otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas