Joven confiesa ante juez que mató a su amigo de un disparo

La defensa pidió la suspensión de la pena, pero la Fiscalía se opuso y en cambio está solicitando 5 años de cárcel contra el joven confeso

Ayer el joven Cristopher Alexander Parrales Espinoza fue llevado a la sala de juicio, custodiado por dos oficiales del penal de Tipitapa. HOY/Alejandro Flores

HOY

Después que el joven Cristopher Alexander Parrales Espinoza, de 18 años, de manera voluntaria y sin presión de nadie confesó ante una juez de Managua que privó de la vida de manera accidental a su amigo Miguel Guadalupe Corea Daboud, de 15 años, su abogado defensor pidió que se le suspendiera la pena a la que será sentenciado.

La defensa Omar Parrales le argumentó la petición a la juez Sexto Local Penal, Iveth Pineda, con base en que el Código Penal de Nicaragua tiene un carácter humanista y que el joven está más que claro de que cometió un error cuando le disparó en el abdomen al quinceañero, en un hecho ocurrido la tarde del 12 de febrero de 2019 en la casa del acusado Cristopher Parrales, ubicada en el barrio Óscar Turcios, en Managua.

La defensa le expresó a la juez Pineda que en caso de no darle la suspensión de la ejecución de la pena al joven, le imponga la pena mínima de un año de prisión por el homicidio imprudente en perjuicio del adolescente Miguel Corea, más seis meses de cárcel y 50 días multas por el delito de portación ilegal de armas.

No metió el dedo en el gatillo

El abogado justificó la petición de las penas mínimas en el hecho que el joven acusado admitió los hechos de manera voluntaria, que no cometió el hecho con dolo, sino que fue un accidente, porque nunca metió el dedo en el gatillo del arma de fuego y que cuando movió la misma fue que se disparó accidentalmente y con constancia judicial demostrará que el joven confeso no tiene antecedentes penales.

La Fiscalía se opuso a la suspensión de la pena a favor del acusado, porque este debe pagar una sanción penal por la muerte del adolescente, porque no se perdió un objeto, sino la vida de un ser humano.

La Fiscalía también solicitó que a Cristopher se le imponga la pena máxima de 4 años de prisión por homicidio imprudente y un año y 100 días multas por tenencia ilegal de armas de fuego.

Acusado le aclaró a juez

el acusado Cristopher Alexander Parrales, cuando admitió los hechos le dijo a la juez Iveth Pineda que él nunca le dijo a su amigo Miguel Guadalupe Corea Daboud que lo iba a mandar al hospital en coma, a como señala la Fiscalía en la acusación. Tras la admisión de hechos, no hubo necesidad de juicio.

El quinceañero Miguel Ángel Guadalupe Corea, murió en un hospital. Su amigo le disparó con un arma de manera accidental. HOY/Archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas