Culpable pastor depravado por violar a cónyuge y manosear a hija de 12 años

La Fiscalía está pidiendo 39 años y ocho meses de cárcel contra el pastor; el juez le agregó el delito de tentativa de femicidio por la violencia que ejerció el sujeto durante nueve años a su pareja

El juez Edén Aguilar no dio fecha de la lectura de la sentencia, porque va a tomarse un tiempo prudencial para fundamentar por qué tipificó la tentativa de femicidio en contra del pastor. HOY/Archivo

HOY

Un juez que declaró culpable a un pastor evangélico de violación agravada y violencia psicológica en perjuicio de su cónyuge, también le agregó al agresor el delito de tentativa de femicidio, aunque la Fiscalía no acusó por este ilícito al líder religioso.

El juez Tercero Especializado en Violencia, Edén Aguilar Castro, argumentó que el judicial está facultado para hacer la calificación definitiva de los hechos acusados y explicó que en el caso del pastor se determinó que este también, con sus acciones de violencia verbal y física, había incurrido en el ilícito tipificado como tentativa de femicidio, durante nueve años, en perjuicio de su cónyuge, de 44 años de edad.

El pastor de iniciales R.J.D. también fue declarado culpable de abuso sexual en perjuicio de su hija biológica, de 12 años de edad, a la que también le provocó violencia psicológica. La Fiscalía está pidiendo contra el agresor una pena de 39 años y ocho meses de cárcel.

La desmayó a golpes en una ocasión

Cada vez que el pastor llegaba en estado de ebriedad a su casa en un barrio del Distrito Dos de Managua, agredía verbal y físicamente a su esposa y manoseaba a su hija y la quedaba viendo de manera lasciva. En una ocasión de tantos golpes que le propinó a su cónyuge la desmayó.

Según la Fiscalía, el 22 de diciembre de 2018 el pastor llegó ebrio a su casa y la pesadilla para su cónyuge y su hija se convirtió en un tormento que duró varias horas.

El líder religioso, lo primero que hizo fue expresarle palabras soeces a su esposa, a quien le dijo que era una hija de p…, que se las estaba pegando con el vecino y al instante el acusado agarró un cuchillo y se lo colocó en el cuello a su pareja y le expresó que le iba a “volar la gallina”, en alusión a que le iba decapitar.

Después el agresor agarró un lápiz, se lo acercó a un ojo y le expresó a su pareja que se lo iba a sacar. Luego el desalmado pastor sentó a su pareja en una silla y le abrió las piernas con claras intenciones de obligarla a sostener relaciones sexuales; esta acción la ejecutó delante de su hija.

Sexo por la fuerza

En otro momento, el pastor obligó a su cónyuge a sostener relaciones sexuales en contra de su voluntad. La acción constituye una violación, porque la obligó a tener sexo por la fuerza.

Ese mismo 22 de diciembre de 2018, el pastor en presencia de su cónyuge, le expresó frases inadecuadas a su hija, como “te estás poniendo buena”. Casi al instante el depravado padre le tocó los glúteos a su hija.

Aunque las víctimas no llegaron a declarar al juicio, el juez Aguilar señaló que fueron contundentes las declaraciones de las médicos y psicólogas forenses, así como los actos investigativos de la Policía.

Debate de la pena

La Fiscalía pidió contra el pastor 15 años de cárcel por violación agravada, 10 años por tentativa de femicidio en perjuicio de la cónyuge. También pidió 12 años contra el líder religioso por abuso sexual a su hija, así como un año y cuatro meses de cárcel por violencia psicológica, en perjuicio de cada víctima.

...

Notas Relacionadas