Denuncian que presa política intentó suicidarse tras 42 días de aislamiento

Es odontóloga, fue sacada de su casa por paramilitares y régimen la mantiene sin acusación e incomunicada

Javier Núñez (izq.), de la Unidad Médica, y Pablo Cuevas —de la CPDH— dan seguimiento al secuestro de Camelia Aráuz Aráuz. HOY/LIDIA LÓPEZ B.

Javier Núñez (izq.), de la Unidad Médica, y Pablo Cuevas —de la CPDH— dan seguimiento al secuestro de Camelia Aráuz Aráuz. HOY/Lidia López

La primera vez que alguien llamó la atención sobre el secuestro y la prisión ilegal que sufre la odontóloga capitalina Camelia Aráuz Aráuz, fue el viernes pasado. La denuncia hecha por un usuario de red social hace un crudo relato sobre la situación de la especialista autoconvocada: “madre de una niña, hija de un matrimonio de ancianos que poco pueden hacer para luchar por su liberación. Por favor lea esta denuncia y compártala”, suplica su autor, quien añade que ese día Aráuz cumplía casi dos meses de cárcel ilegal, sin cargos ante un judicial y sin que su familia la haya visto en sus días de cautiverio.

Ayer, la Unidad Médica llevó su caso ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) y la denuncia hecha por Javier Núñez, de esa organización, sobre el estado de la presa política también alarma. Según Núñez, manejan información de que Aráuz Aráuz sufre un severo estrés por estar aislada e incomunicada con el mundo exterior, al extremo de haberse causado daño y ser llevada a un centro médico.

“Son ya 42 días de estar ilegalmente detenida, la doctora sufre y su salud física y psicológica cada vez más se va deteriorando producto de la ansiedad extrema y depresión”, denunció Núñez ante el organismo defensor de derechos humanos.

Sacada de su casa

Camelia Aráuz Aráuz tiene 28 años. Es cirujana dentista y madre de una niña de nueve años. HOY/Cortesía
Camelia Aráuz Aráuz tiene 28 años. Es cirujana dentista y madre de una niña de nueve años. HOY/Cortesía

Núñez contó que Aráuz Aráuz fue secuestrada por paramilitares y agentes de Policía el pasado 23 de febrero. Fue sacada de su casa en horas de la noche, sin orden judicial que avalara su detención.  “Hacemos un llamado (a las autoridades) para que liberen inmediatamente a la doctora. Un llamado a la comunidad médica para que se pronuncie ante este arresto arbitrario. Esta situación ha provocado mucho daño a esta especialista”, reclamó Núñez.

Aparentemente vecinos fanáticos del gobierno acusaron a la doctora Aráuz Aráuz de ser autoconvocada y haber ido a marchas que la población hizo contra el régimen de Daniel Ortega, a quien se le pide la salida del poder como la solución a la crisis social y política, que este mes ya cumple un año.

Los que la conocen denunciaron que el día de su detención la acción de los paramilitares y policías fue violenta y para nada les importó que en su casa, ubicada en El Dorado, hubiesen adultos mayores y su hija. El terror que infundieron es el mismo con el que las fuerzas paramilitares de Ortega ejecutaron centenares de secuestros, cuya víctimas aparecieron después en manos de la Policía, como es el caso de Aráuz Aráuz, que se encuentra aún en el Chipote.

Tanto Núñez como el abogado de la CPDH, Pablo Cuevas, le recordaron al régimen que al cumplir 42 días sin ser presentada ante un juez, la presa política debe ser liberada inmediatamente. “La doctora está sufriendo ilegalmente una detención que no tiene asidero, ya que ella fue llevada de su casa por paramilitares, que no son policías, y mantenida en prisión sin orden judicial ni proceso abierto”, expresó Núñez.

Al respecto, Cuevas aseveró que la situación de la doctora Camelia Aráuz es un “secuestro por parte de la Policía”. “La doctora Camelia está secuestrada y es la autoridad jefe de Auxilio Judicial, la que la tiene secuestrada”, reiteró.

Denuncia en la fiscalía

Al momento de la detención, a Aráuz Aráuz solo le ocuparon un equipo médico, que forma parte de sus herramientas laborales, por lo que Cuevas calificó el secuestro de “ilógico y absurdo”. “Lo único que encontraron en su poder fue insumos médicos y la llamaron categóricamente golpista”, se refirió Cuevas.

Cuevas señaló que elaborarán una denuncia formal ante el Ministerio Público, donde se acusará al jefe de Auxilio Judicial por secuestro simple. “Haremos todas las diligencias que sean necesarias para procurar que sea restituida la libertad de la doctora y que enfrenten la justicia todos los delincuentes del secuestro”, afirmó.

Daño colateral a niña

Cuevas además se refirió al estado de la hija de la doctora Aráuz Aráuz, una niña de 9 años, quien también tiene una “salud emocional deteriorada” debido a la situación que atraviesa su progenitora. El asesor de la CPDH describió el caso como “precario”, puesto que la doctora Aráuz Aráuz ha sufrido “múltiple tortura física como psicológica”.

El promotor de derechos humanos dijo que el gobierno debe honrar la promesa que rubricó como acuerdo con la Alianza Cívica de acabar con las detenciones ilegales, es decir, poner en libertad inmediata a aquellos nicaragüenses que están en prisión desde hace más de un mes sin haber sido acusados ante un juez.

Firma pero no cumple
2O días se cumplen hoy de los acuerdos firmados por el Gobierno y la Alianza Cívica. Ninguno de los compromisos ha sido cumplido por el régimen de Daniel Ortega.

357 días cumple hoy la crisis sociopolítica sin que el orteguismo ejecute acciones concretas para superarla. Al contrario, ha aumentado la represión contra sus opositores.

2 versiones de diálogo han ocurrido desde las manifestaciones de abril y han fracasado cuando a Daniel Ortega se le exige justicia por las muertes y la democracia en el país.

Javier Mairena denuncia ante la CPDH el secuestro de su hermano David Mairena y exige que las autoridades le den explicación. HOY/Lidia López
Javier Mairena denuncia ante la CPDH el secuestro de su hermano David Mairena y exige que las autoridades le den explicación. HOY/Lidia López

Denuncian otra desaparición

De comprobarse que hay más de 200 personas desaparecidas producto de la represión del régimen de Daniel Ortega, representaría para el Estado de Nicaragua un agregado al delito de “lesa humanidad” que denunció la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), manifestó Pablo Cuevas, de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia reportó este lunes que 230 nombres han sido conciliados como presos políticos, mientras que más de 200 personas contarían como desaparecidas.  Al respecto, Cuevas expresó que de concretarse esa cifra como de desaparecidos, es “alarmante” y “el Gobierno enfrentaría acusaciones graves”.

El asesor legal de la CPDH afirmó que el Estado es el responsable de que estas personas no aparezcan, puesto que es el “principal elemento de esta tragedia (represión)”. Uno de estos casos sería el de David Mairena Centeno, desaparecido el pasado 12 de enero. Su hermano, Javier Mairena Centeno, denunció ante la CPDH que lo único que sabe es que aparentemente el Ejército de Nicaragua lo capturó en la zona de Río San Juan.

“Mi hermana me dijo que David había sido capturado por el Ejército, que unas personas miraron cuando se lo llevaron, no solo a él, sino a un grupo”, afirmó. David Mairena, de 27 años, huyó a Costa Rica por motivos de seguridad. Él participó en las marchas que se realizaron en Sébaco, en el contexto de las protestas sociales contra el régimen de Daniel Ortega.

Tras un par de meses en ese país, él decidió regresar, junto a un grupo de personas a Nicaragua, ante la falta de empleo y recursos económicos para subsistir en el país vecino. Sin embargo, cuando transitaba por Río San Juan miembros del Ejército lo detuvieron, según dijeron a sus familiares testigos en la zona. Hasta la fecha no se sabe nada de él.

“Desde ese momento (12 de enero) no hemos tenido información de él, le llamamos y sale buzón… Lo he buscado por todos lados y no he dado con él”, manifestó Mairena. La última comunicación que sostuvo Javier con David fue en la noche del 11 de enero, vía mensaje de texto. Los familiares han ido a la Dirección de Auxilio Judicial y morgues y no lo han encontrado.

Para el abogado de la CPDH, la desaparición de David Mairena es una “situación complicada” porque “las circunstancias en que desaparece son muy particulares”, debido al contexto que vive el país. “El Ejército no tiene facultad de ley para retener a alguien más de un tiempo prudencial, mientras se lo entrega a las autoridades oficiales”, expuso Cuevas. Este diario intentó comunicarse con el coronel Álvaro Rivas Castillo, jefe de Relaciones Públicas del Ejército, pero su teléfono se mantuvo apagado. En la última semana, la CPDH reportó dos casos de desaparecidos.

“Nos han dejado en el olvido”

Lorena Centeno, madre del joven desaparecido Xavier Mojica, lamentó que tanto el Estado como la Alianza Cívica no le han dado importancia a los casos de los desaparecidos. “Nos han dejado en el olvido… yo publico (la desaparición) en las redes sociales, pero ya la gente está apática, ya no reacciona”.

Xavier Mojica desapareció el 11 de junio del año pasado a tres cuadras de su casa. Nadie brinda detalles de su paradero. A diez meses de desaparecido, Centeno destacó que en tres ocasiones la Policía Orteguista la ha visitado, pero que no le lleva ninguna pista.

 

...

Notas Relacionadas