En la peregrinación a Popoyuapa no falta la fe y tampoco las historias de amor, dicen devotos

Los fieles de Jesús del Rescate tomaban este domingo su segundo descanso antes de proseguir su camino hacia el Santuario de Jesús del Rescate, situado en Popoyuapa, Rivas.

En la peregrinación no falta la fe y la solidaridad entre los viajeros, dicen los devotos de Jesús del Rescate. HOY/Uriel molina

Poco antes de morir, Magdaleno Díaz hizo que  su esposa le prometiera que solo la muerte le impediría seguir peregrinando al santuario de Popoyuapa.   “Te dejo cinco bueyes y dos carretas”, le dijo. Y expiró en sus brazos.

María Ernestina Hernández lleva 35 años cumpliendo esa promesa. “Mi marido me dejó comprometida que hasta que me muera voy a  dejar de venir a ver a Jesús del Rescate”, cuenta la anciana de 96 años, que este domingo acampaba en la segunda estación de las carretas peregrinas, un enorme predio baldío cercano al río rivense Gil González.

Los fieles de Jesús del Rescate tomaban su segundo descanso antes de proseguir su camino hacia el Santuario de Jesús del Rescate, situado en Popoyuapa, Rivas. Tras una noche de viaje, las familias peregrinas estacionaron sus carretas y dejaron descansar a sus bueyes. Sacaron sus peroles para hervir el café del desayuno y a sus gallinas para preparar el almuerzo.

Ahí, a la sombra de su carreta, en la comitiva proveniente de Masaya, estaba sentada doña María Ernestina, la “Mariyita”, acompañada de un nieto, una bisnieta y una tataranieta, fruto de su matrimonio con Magdaleno.

Ella peregrina a Popoyuapa desde que tiene memoria, dice. Por eso no es extraño que en ese camino haya conocido a quien fue su esposo. Magdaleno era el hijo del dueño de la carreta que los padres de la Mariyita alquilaron. Los jóvenes pasaron platicando los nueve días que duró el viaje y al año siguiente regresaron  juntos, pero con una hija. La única que tuvieron.

Puede interesarle: Este es el mensaje del preso político Nahiroby Olivas a través de una carta desde la cárcel

En la peregrinación a Popoyuapa  no falta la fe y tampoco las historias de amor, dicen los devotos de Jesús del Rescate.

Peticiones

La mayoría de las promesas se relacionan con milagros de sanación. Ramón López, por ejemplo, está seguro de que hace un año Jesús del Rescate le salvó a su papá cuando ya el señor estaba con un pie en la tumba.

Su padre, don Juan Francisco López, tiene 93 años y visita Popoyuapa desde que era un niño. Recuerda que en aquel entonces eran pocas las carretas que peregrinaban y que a menudo los bueyes se quedaban atascados en las trochas. Cuando eso pasaba, él le rezaba a Jesús del Rescate para que los animales pudieran seguir andando.

Recuerda también que en ese tiempo los ríos no eran los hilos de agua son hoy y los hombres de la comitiva podían atrapar pescados que las mujeres freían en las cacerolas, sobre fogones improvisados.

Además lea: Arte a base de aserrín para recordar la vida y obra de Jesús de Nazareno

Las cosas han cambiado y siguen cambiando ahora que Nicaragua atraviesa una crisis.  Este año no hubo padrinos, dice Ramón. No llegaron las personas que suelen llevar comida a los peregrinos porque la situación económica no se los permitió, asegura.

Sin embargo, sí se mantuvo la tradición de colocar la bandera de Nicaragua junto a la de la Iglesia. Decenas de carretas portan el azul y blanco, en la que probablemente es la única caravana que lo tiene permitido en el país.

Sobre la tradición

La tradición de las carretas peregrinas data de 1843, de acuerdo con diversas publicaciones. Hay registro de que ese año algunos hombres llegaron al santuario de Popoyuapa a  pedir permiso para festejar las cofradías de Jesús del Rescate. Sin embargo, otros registros apuntan a que la tradición existía desde antes.

El año pasado unas 450 carretas y carretones se sumaron a la peregrinación. Este año  fueron 331, de acuerdo con Santos Mercado, de la comitiva de Masaya. Aunque medios del gobierno aseguran que son más de 400.  En la peregrinación participan devotos de los pueblos de Granada, Carazo y Masaya. El viaje inició el viernes y  este lunes llegan al Santuario de Popoyuapa donde permanecerán unos días en adoración de Jesús del Rescate.

 

...

Notas Relacionadas