Juicio a depravado acusado de violar a cónyuge y manosear a hija de 12 años

La mujer vivió violencia intrafamiliar durante nueve años y desde hace tres años el agresor sexual quedaba viendo de manera lasciva a su hija

El juicio contra el violento sujeto y presunto abusador sexual de su cónyuge e hija biológica continuará el 9 de abril de 2019, a las 9:00 de la mañana. HOY/Alejandro Flores

HOY

El calvario que venía padeciendo desde hace nueve años una mujer de 42 años de edad, de parte de su marido, podría llegar a su fin porque el sujeto está preso y enfrenta un proceso judicial por violación agravada y violencia intrafamiliar en perjuicio de su cónyuge y abuso sexual a su hija biológica de 12 años de edad.

La acusación contra el sujeto de iniciales R.J.D., de 40 años de edad, precisa que este a como de costumbre, cada vez que llegaba en estado de ebriedad a su casa en un barrio del Distrito Dos de Managua, agredía verbal y físicamente a su esposa y manoseaba a su hija y la quedaba viendo de manera lasciva.

El 22 de diciembre de 2018, el sujeto llegó ebrio a su casa y la pesadilla para su cónyuge y su hija, se convirtió en un tormento que duró varias horas.

El sujeto lo primero que hizo fue expresarle palabras soeces a su cónyuge, a quien le dijo que era una h de p…, que se le estaba pegando con el vecino y al instante el acusado agarró un cuchillo y se lo colocó en el cuello a su pareja y le expresó que le iba a “volar la gallina”, en alusión a que le iba decapitar.

Amenazó con sacarle el ojo

Después el agresor agarró un lápiz, se lo acercó a un ojo y le expresó a su pareja que se lo iba a sacar .

Y como si fuese poco, el desalmado sujeto sentó a su pareja en una silla y le abrió la pierna con claras intenciones de obligarla a sostener relaciones sexuales; esta acción el sujeto la hizo delante de la hija.

Después en otro momento, el acusado obligó a su cónyuge a sostener relaciones sexuales en contra de su voluntad. La acción constituye una violación, porque la obligó a tener sexo por la fuerza, dice la acusación.

Manoseó a hija

Ese mismo 22 de diciembre de 2018, el acusado en presencia de su cónyuge, le expresó frases inadecuadas a su hija.

La madre de la niña dijo que el padre venía teniendo ese comportamiento hacia la niña, desde que esta tenía 9 años de edad y que últimamente se había intensificando.

Afectada

El agresor sexual ese mismo día estaba sentado en una silla y obligó a que su hija (la niña de 12 años de edad) se sentara en una de sus piernas y le expresó, “te estás poniendo buena; se están poniendo grande esas chichotas”. Casi al instante el depravado padre le tocó los glúteos a su hija.

La psicóloga forense que declaró ayer en juicio le manifestó al juez Tercero Especializado en Violencia, Edén Aguilar, que la niña presenta un cuadro ansioso depresivo, no quiere comer, no duerme y requiere de tratamiento especializado para superar todo lo sufrido por ella y su madre.

Más testigos lo hunden

En el inicio del juicio, ayer también declaró la investigadora policial, quien detalló ante el juez Edén Aguilar, todos los actos investigativos que hizo del caso.

Todavía falta la declaración de las víctimas, una forense, otra psicóloga forense que atendió a la madre de la niña. También declarará el perito que hizo la inspección en el lugar del hecho y dos testigos civiles.

...

Notas Relacionadas