La diabetes mellitus puede dañar nuestros ojos

Enfermedades crónicas que son capaces de dañar nuestros ojos son la presión alta, diabetes, vasculopatías, enfermedades autoinmunitarias, entre otras

Gran peligro tiene la afectación de la retina, ya que en las primeras etapas no produce ningún síntoma. HOY/Archivo

Los médicos internistas aplicamos como método permanente la evaluación integral de nuestros pacientes. La idea principal es saber si hay enfermedades de órganos internos que manifiesten sus alteraciones en los ojos.

Enfermedades crónicas que son capaces de dañar nuestros ojos son la presión alta, diabetes, vasculopatías, enfermedades autoinmunitarias, problemas del tiroides, arteritis, enfermedades neurológicas, asma y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

La diabetes mellitus, “azúcar en la sangre”, es grave problema de salud pública mundial que ronda los 400 millones de enfermos en el planeta y en nuestro país hay más de 600 mil. Este trastorno metabólico crónico es la principal causa de ceguera, por el daño a la retina que produce llamado retinopatía diabética (RD), y en especial en personas en plena edad productiva.

A mayor tiempo de ser diabético mayor probabilidad de tener RD. A los cinco años del padecimiento, 23 % están afectados y después de quince años el 80 %. Está demostrado que la única manera de prevenir la aparición y mayor gravedad de la RD es mantener controlado los niveles de azúcar y de presión alta, alejarse de sustancias tóxicas como el alcohol, tabaco, drogas ilegales y hacer ejercicio.

Gran peligro tiene la afectación de la retina, ya que en las primeras etapas no produce ningún síntoma. Por ello, desde el primer momento que se diagnostica la diabetes debe realizarse la primera evaluación oftalmológica de profundidad. Y una vez que está identificado, el chequeo será anual como mínimo.

Se ha demostrado que se puede reducir en un 50 % la visión si se practica detección y tratamiento precoz. El tratamiento se realiza con fotocoagulación láser y/o vitrectomía quirúrgica.

No perder de vista que el portador de RD puede tener disminución de la agudeza visual, que no guarda relación con la gravedad de la enfermedad diabética. Es decir, el paciente puede estar compensado y tener graves afección ocular y al revés.

La presión arterial produce cambios agudos y crónicos en la retina del enfermo. Son más comunes los hallazgos crónicos que se expresan por esclerosis arteriolar y muescas arteriovenosas.

Otras condiciones médicas y situaciones que hay que vigilar son los bajones de presión, hipertiroidismo o enfermedad de graves, sarcoidosis y sida, entre otros.

Toda persona, independientemente de su edad, debe realizarse chequeo anual con su oftalmólogo y, en el caso de los diabéticos, todas las veces que indique el especialista. ¡Larga vida y prosperidad!

Clínica de Especialistas Dr. Maltez, Rotonda El periodista 3 cuadras al lago y 30 varas arriba. Tels.: 8903-6211/ 8854-7884/2223-4333. Previa cita. Especialista en Medicina Interna.

...

Notas Relacionadas