Testigos señalan en juicio a rusa que roció ácido a sacerdote

Un testigo aseguró ante juez que cuando le preguntó a la rusa, porqué le había echado el ácido al sacerdote, esta le manifestó “que había hecho eso porque el diablo se lo dijo”

Mañana se sabrá el fallo contra la rusa Elis Leonidovna Gonn, quien roció ácido sulfúrico al sacerdote Mario Guevara. HOY/Cortesía/Archivo

HOY

De los seis testigos que declararon contra la rusa Elis Leonidovna Gonn, acusada de lesiones graves y exposición de personas al peligro después que atacó con ácido sulfúrico al sacerdote Mario Guevara, en la Catedral de Managua, tres ciudadanos la señalaron ante una juez como la joven que le echó el líquido al cura el 5 de diciembre de 2018.

El primer testigo que declaró fue Julio Peña Chávez, quien dijo a la juez Sexto Distrito Penal de Juicio, Araceli Rubí, que él estaba con su esposa en el área del confesionario y observó al padre Guevara que confesaba al pie del altar mayor.

Miró que el cura se le acercó a una persona que le solicitó que le bendijera unos crucifijos y de pronto “el sacerdote (Guevara) se movía como si le hubiese picado un animal. A la par de él (cura) venía Roberto Pineda Bravo (la otra víctima); el padre gritaba y llamaba a unas monjas y Roberto le quitaba la ropa y pidiendo agua. Mi esposa le echó agua y después lo llevamos a la sacristía”, detallo Peña a la juez Rubí.

Agregó que después observó en el piso una cajita con un tarro y se dio cuenta que era el ácido con el que la joven había atacado al sacerdote. El testigo Peña señaló en juicio a la rusa Elis Leonidovna Gonn como la persona que le tiró el ácido al cura.

El juicio contra la rusa se desarrolló a puertas cerradas en una sala del Complejo Judicial Central Managua. HOY/Alejandro Flores

La otra víctima

También declaró Ana Julia Salazar, quien manifestó que vio cuando la otra víctima, Roberto Pineda Bravo, pegaba gritos y pedía agua. “Le miré la espalda enrojecida al cura y tenía la camisa destrozada”, aseguró la testigo, quien le dijo a la judicial que la rusa fue la que atacó al sacerdote con el ácido.

El tercer testigo que declaró ayer en el inicio del juicio fue la víctima Roberto Pineda Bravo, quien vio cuando la extranjera le echaba el ácido sulfúrico al sacerdote.

“Yo iba adelante del padre y escuché al padre quejarse; yo vi cuando la joven le tiraba lo último (ácido sulfúrico) al padre; yo intenté ayudarle y le quitaba la camisa y es cuando me cae la sustancia a mí, me cayó en la mano”, expresó Pineda, quien en juicio también señaló a Gonn como la joven que atacó al cura Guevara.

Otro testigo fue Carlos Cortez García, dueño del negocio de productos químicos, quien comentó que la foránea llegó a su local a comprar un producto para destaquear una cañería y le vendió el ácido sulfúrico que es usado para esas labores.

Lily Jiménez, dueña del local donde la rusa alquilaba en el kilómetro 4 de la Carretera a Masaya, testificó en el juicio y dijo que se enteró que se trataba de la rusa porque la vio en la televisión.

La última testigo fue la monja Arely Guzmán, quien dijo que tras el ataque “el padre temblaba del ardor”, le miró daños en la ropa y espalda y lesiones en el rostro.

El diablo se lo dijo

La testigo expresó ante la juez Rubí que cuando increpó a la rusa, esta le manifestó “que había hecho eso porque el diablo se lo dijo”. La testigo le contestó que la iban a echar presa por eso, pero Gonn le respondió: “La Policía no me va a hacer nada”, pero expresaba que no quería ir al Chipote.

El juicio contra la rusa se desarrolló a puertas cerradas, porque la acusada se lo pidió a su abogada (una defensora pública). La vista continuará el 4 de abril de 2019.

Sigue delicado

El padre Julio Arana, vicario judicial de la Arquidiócesis de Managua, estuvo en el juicio y dijo que la salud del padre Mario Guevara sigue siendo muy delicada y requiere de mucha atención. “El padre Mario sigue en Catedral, ahí es su casa y al cuido de las hermanas de Catedral. Posiblemente le van a realizar no solamente una, sino varias cirugías porque todavía él está muy delicado de salud”.

El padre Julio Arana, vicario judicial de la Arquidiócesis de Managua, dijo que la condición de salud del sacerdote Mario Guevara, es delicada. HOY/Alejandro Flores

...

Notas Relacionadas