Sandinistas acosan a Elsa Valle

“Añora ver a su bebé, sueña con su bebé. Ella se soñaba en su cuarto y que en la esquina (del cuarto) iba a estar la cuna y que tendría su cochecito”, relata Carlos Valle, padre de la joven

Elsa Valle, enferma, acoso, carlos valle, presos políticos, aborto, cárcel

Carlos Valle dijo que demandará al Estado de Nicaragua. “Vamos a acusar a los responsables personales de la causa del estado de Elsa”. HOY / Archivo

HOY

La estudiante Elsa Valle recientemente retornó a sus clases de Periodismo, sin embargo simpatizantes sandinistas la amenazaron de que volverá a las celdas de la cárcel La Esperanza.

“Estamos contemplando sacarla del país, estamos haciendo las gestiones necesarias. Ella no quiere separarse de nosotros hasta que el país sea libre”, comentó Carlos Valle, padre de la joven, quien pasó unos 75 días presa por protestar contra las violaciones a los derechos humanos del gobierno de Daniel Ortega.

Elsa fue hospitalizada hace unos días debido a que presenta síndrome depresivo producto de la violencia psicológica y física que vivió en la cárcel. Además sufre por la pérdida de su bebé. Valle sufrió un aborto dentro de La Esperanza, sin embargo, las autoridades no la atendieron a tiempo pese que había una orden del juez que permitía a la joven ser atendida por Medicina Legal. “Hay posibilidades de que pueda quedar estéril”, señala Valle.

“Añora ver a su bebé, sueña con su bebé. Ella se soñaba en su cuarto y que en la esquina (del cuarto) iba a estar la cuna y que tendría su cochecito”, relata Carlos, quien agregó que la joven está recibiendo atención médica de especialistas.

Carlos —también preso político de Ortega— fue liberado el pasado 27 de febrero luego de que fue secuestrado el 15 de septiembre del 2018.

Al momento que fue liberada Elsa, se mostró fuerte, pero hoy en día sufre las consecuencias de su encierro y del aborto. “Ella tiene visiones. Se despierta llorando y diciendo que le traigan a su bebé. A veces me dice a mí: ‘papá decile a Tony (exnovio de Elsa, quien fue asesinado por la Policía Orteguista bajo las protestas sociales) que me traiga al niño”, expresa su progenitor.

Su actual estado llevó a que los padres de Elsa la ingresaran el domingo 24 de marzo a un hospital capitalino por presentar una crisis emocional. “Se tiraba al suelo, pegaba gritos llamando al niño y a su novio”, dice Valle. Ella fue dado de alta al día siguiente.

De acuerdo a los doctores, Elsa tendrá secuelas que “van a durar en curarse”, por lo que necesitará “una atención delicada”.

Ante esta situación y las afectaciones que también presenta la salud de Carlos   y los integrantes de su familia, Valle informó que demandará a los responsables de todo este daño. “Esto requiere una demanda del Estado nicaragüense. Vamos a acusar a los responsables personales de la causa del estado de Elsa”.

El preso político fue diagnosticado prediabético por el estrés causado por el encarcelamiento. Mientras que su familia vive en “un ambiente de tensión”.

“Sé que no vamos a tener resultados en este momento, pero Daniel Ortega y Rosario Murillo van a caer, así como los del Sistema Penitenciario, el nuevo estado democrático va a tener que asumir estas responsabilidades (la denuncia)”, subrayó Valle.

...

Notas Relacionadas