Oscar René Espinoza el “Chacal del reparto Schick”, asesinó atrozmente a sus hijastros y a la nana de los niños

Esta historia aterró a todos los capitalinos en 1998, el Chacal fue condenado a 30 años de prisión por su crimen, pero fue liberado en el 2009 por su buen comportamiento... le invitamos a leer esta historia.

Ruth Polanco, y Oscar René Espinoza, alias el “Chacal del reparto Schick”, aparentemente tenían una vida familiar armoniosa. HOY/reproducción: Yuri Salvatierra

HOY

Miurel McField Polanco nunca aceptó la relación que su madre, Ruth Polanco, tenía con Oscar René Espinoza, pues estaba convencida de que era un hombre malo. Los desplantes de la pequeña despertaron en Espinoza a la fiera que llevaba dentro y el 21 de agosto de 1998 la asesinó de forma atroz. Pero no solo a ella, sino también a su hermanito Walter José Polanco, de cinco años, y a la nana Alba Lubi Chica Dávila, de 35 años.

Miurel McField de 11 años, siempre tuvo desavenencias con su padrastro. HOY/reproducción: Yuri Salvatierra

……

La mañana del 21 de agosto de 1998 Ruth Polanco Vallecillo, mientras alistaba a sus niños para ir a la escuela con ayuda de la nana, escuchó a su esposo Oscar René Espinoza decir que ya volvía, no quiso saber adónde iba, en ese momento su único deseo era que tomara sus cosas y se fuera de la casa.

La noche anterior (20 de agosto) se lo había gritado a todo pulmón y es que Polanco ya no confiaba en él, los pleitos con Miurel y una serie de comportamientos anómalos le habían convencido de que no era bueno y tenía que dejarlo.

Ya en el trabajo (zona franca), como a eso de las 11:00 de la mañana, Ruth Polanco Vallecillo sintió un mal presentimiento cuando descubrió que había olvidado las llaves en la casa. Llamó por teléfono y respondió Miurel, cruzaron algunas palabras.

—Mamita, me das permiso de ir en la tarde a hacer tareas donde la Karen y después andar en bicicleta —refirió la niña.

—Bueno, pero que se salga doña Alba a cuidarte —ordenó Ruth.

—Mamita y a mí me traen algo ¿oye? —interrumpió Walter acercando la cabeza al teléfono.

—Sí mi muchachito.

Ese fue el último acercamiento que Ruth Polanco tuvo con sus hijos.

Hora fatal

Estos son los cuchillos que el Chacal utilizó para asesinar a sus hijastros y a la empleada. HOY/reproducción: Yuri Salvatierra.

Las manecillas del reloj marcaron las 12:00 del mediodía, Oscar René Espinoza bajó de un taxi y entró a la casa en busca de unas cartas que debía entregar al Tecnológico Nacional (Inatec), en la entrada Miurel de 11 años lo confrontó y sin rodeos le dijo que se fuera de la casa.

Espinoza la miró con ojos endemoniados, se dirigió al pantry preso de la cólera, tomó un cuchillo y fue al cuarto donde la niña miraba televisión con su hermanito, la obligó a escribir “si querés viva a tu hija tenés que entregarme cien mil dólares”, en la última hoja de su block, luego se abalanzó sobre ella y la degolló. El pequeño Walter, al ver la horrenda escena, empezó a gritar y el asesino también le cortó el cuello.

La tercera víctima de Espinoza fue Alba Lubi Chica Dávila, la nana de los niños, que en ese momento se encontraba lavando ropa; la sorprendió por la espalda y también la degolló. En lo que arrastraba el cuerpo hacia el cuarto de los niños, miró a la pequeña Miurel corriendo mareada rumbo a la calle, logró alcanzarla y volvió a acuchillarla hasta cerciorarse de que estuviera muerta. Finalmente, reunió los cuerpos en el cuarto y los apiló en forma de cruz.

Al ver su desastre, Espinoza —quien días después sería llamado el Carnicero del reparto Schick— quiso limpiar un poco con el lampazo, pero al notar que era imposible optó solamente por limpiarse los zapatos y buscar otra camisa, porque la que llevaba puesta estaba ensangrentada.

Esa tarde, el Chacal, antes de volver al trabajo, llegó donde su expareja Damaris Estrada Salgado y le pidió que le lavara la camisa ensangrentada, luego se fue al trabajo.

Terrible visión

Esta fue la escena sangrienta que encontró Ruth al volver a casa. HOY/reproducción: Yuri Salvatierra

A las 6:30 de la noche, Ruth Polanco regresó a casa, el Chacal había resuelto ir a traerla al trabajo. Miró de largo la extraña oscuridad de la vivienda y pensó en un cortocircuito. Caminó rápidamente y al llegar a la entrada se percató que no había candado.

Corrió al cuarto de los niños, donde al parecer estos miraban televisión y al abrir la puerta distinguió el cuerpo de Alba tirado en el suelo, sintió alterarse porque creía que el cortocircuito los había quemado, pero en ese instante el Chacal encedió la luz y sus ojos observaron perplejos la escena más espantosa; la nana y sus dos hijos yacían muertos en medio de un charco de sangre y tras ella el asesino sudoroso y empalidecido, movía una mecedora con total nerviosismo. El mismo que lo delató.

Infografía: Luis González

“El Chacal”durante los cinco años de libertad

Al salir de La Modelo, el Chacal intentó rehacer su vida. Tuvo un hijo con Maritza Umaña. Trascendió que la mujer interpuso un recurso de exhibición personal en el Tribunal de Apelaciones de Managua, para que su compañero saliera libre, pero la gestión no llegó a nada.

...

Notas Relacionadas