Familiares de presos políticos dudan de promesa de Ortega

Consideran que 90 días es demasiado tiempo para liberarlos

De izquierda a derecha: Gilga Gago, esposa del reo político Domingo Lacayo; Julia Malbina Bermúdez, esposa de Tomás Maldonado, y Juana Lesage, madre de Luis Miguel, Jean Carlos y Harvin Roberto. HOY/MYNOR GARCÍA.

Julia Malbina Bermúdez, esposa del mayor en retiro del Ejército de Nicaragua, Tomás Maldonado, considera que el tiempo de 90 días que dio el Gobierno para la liberar a todos los presos políticos que están en la cárcel La Modelo es demasiado y no cree que Ortega cumpla con esa promesa, dado que el dictador ha sido señalado por muchos analistas y diplomáticos internacionales de mentiroso.

Lea también: Policía no evitó los “piquetes” que autoconvocados realizaron este sábado

Maldonado, junto al también mayor en retiro Carlos Brenes, fue procesado por terrorismo porque supuestamente ambos estuvieron dirigiendo tranques en Jinotepe y Diriamba durante las protestas sociales entre abril y julio de 2018.

También los condenaron por crimen organizado, entorpecimiento de servicio público y daño agravado. El juicio se desarrolló en febrero en el Juzgado Séptimo Distrito Penal de Juicio de Managua y se desconoce la pena que les fue impuesta.

Puede interesarle: Sismo de 5.5 en la escala de Richter sacude el Pacífico de Nicaragua

Bermúdez, quien habita en Jinotepe, destacó que no se puede confiar en Ortega. “Los nicaragüenses sabemos con quién estamos tratando. Un hombre sin escrúpulos, una persona acostumbrada a mentir y a no cumplir, no creo en esos 90 días, no lo acepto”, dijo.

Con problemas de salud

Maldonado es diabético y presenta problemas de circulación en la sangre, durante los ocho meses que lleva de estar encarcelado, aunque se le faciliten algunos medicamentos, su salud se ha visto deteriorada. “El tiempo a como está ahorita con los calores, todo eso le afecta como diabético, las puestas de sus medicamentos no es como que esté en su casa que tiene el médico a la cabecera, donde se puede consultar de cualquier cosa que él tenga e inmediatamente se le pone el
medicamento, ahí no”, cuestionó Bermúdez, quien es graduada de la carrera de enfermería.

También lea: Nelson Lorío llora todos los días a su bebé asesinado por paramilitares de un balazo en la cabeza

Explicó que los diabéticos duplican el consumo de alimentos y que en vez de hacer tres tiempos de comida, hacen hasta seis.

Si existiera voluntad política del gobierno de querer liberar a los presos políticos, según Bermúdez, ya se hubiera hecho y no se tendría que esperar tanto tiempo.

La casa del exmilitar, se ubica contiguo al Centro de Convenciones en Jinotepe, donde se reúnen los militantes orteguistas y sigue manchada con mensajes de odio, donde lo tildan de terrorista, de secuestrador y de asesino.

Lea: Líder estudiantil resulta con fisuras en los huesos tras torturas en El Chipote

Su familia sufrió asedio de paramilitares y policías, por lo cual su esposa e hijos tuvieron que abandonar por un tiempo la vivienda. Su hijo Johao Maldonado, a quien le atribuyen los mismos delitos, tuvo que buscar asilo en Costa Rica.

Doña Julia además le hace el llamado a la Alianza Cívica que en la mesa de negociaciones con el Gobierno se debe de plantear el retorno de los miles de exiliados y que se les debe de asegurar la vida.

De agricultor a vivir tras las rejas

Por su parte Gilda Gago, aboga también por la liberación de su esposo, el agricultor Domingo Lacayo, de 50 años, quien este próximo 26 de marzo cumplirá ocho meses de estar encarcelado injustamente en La Modelo.

Lacayo en Jinotepe es conocido como el Chontaleño y se le acusa de cometer actos de terrorismo, crimen organizado, entre otros delitos. Comercializaba leche de vaca, leche agria y yuca.

Fue secuestrado por policías el 26 de julio, mientras se encontraba comprando en una veterinaria de su localidad. Su esposa tampoco cree en los representantes de Ortega en la mesa de negociaciones.

Hermanos enfermos

Otra que coincide en que se debe de liberar ya a los reos políticos y no esperar más tiempo, es doña Juana Lesage, madre de Luis Miguel, Jean Carlos y Harvin Roberto Esteban.

También puede interesarle: El calvario de doña Juana, la madre caraceña que tiene tres hijos presos

Ella asegura que dos de sus hijos están enfermos. Contó que Jean Carlos presenta problemas de visión y que a veces padece de lagunas mentales y que Luis Miguel sufre de deshidratación y de circulación en la sangre.

Los hermanos caraceños detenidos por protestar contra el gobierno. HOY/Mynor García

“A Luis Miguel me lo tienen en el infiernillo, a Jean Carlos en Máxima Seguridad en la celda 300 y a Harvin Roberto en la galería 16-1, ahora dicen que es la galería 17, ya los muchachos no aguantan estar ahí, aparte de enfermos, están cansados”, dijo.

Lesage, duda también que el gobierno cumpla con sus promesas y le hace el llamado a la comunidad internacional a que interceda para que liberen a los manifestantes.

Doña Juana Rosa Lesage Guadamuz sufre la injusta detención de sus tres hijos. HOY/Mynor García

Los jóvenes universitarios fueron secuestrados en agosto de 2018 por paramilitares cuando visitaban a su abuela en Santa Teresa, en Carazo, y después de semanas recluidos ilegalmente en El Chipote, fueron acusados por múltiples delitos, entre ellos terrorismo. El juicio que enfrentan ha sido reprogramado en varias ocasiones.

...

Notas Relacionadas