Llegan al Iván Monetengro a hacer cuajaditas a cambio de dinero o comida

Esta manera de sobrevivir se ha vuelto muy común en el centro de compras

Familias completas llegan al Iván Montenegro todos los días a hacer cuajaditas para ganarse la vida. HOY/ Roberto Fonseca

HOY

Marlene Alemán llega todos los días a las seis de la mañana con sus dos hijos, de cuatro y seis años, al mercado Iván Montenegro en busca de trabajo. Visita cada tramo de queso y solicita a los dueños ayudarles a hacer cuajaditas a cambio de comida o dinero.

Esta manera de sobrevivir se ha vuelto muy común en el centro de compras desde que comenzó la crisis sociopolítica en el país. Así lo asegura el mayorista Onarvin Juárez Meza, quien emplea a diferentes personas en su local.

“He empleado a todo tipo de personas, desde profesionales hasta a madres solteras. Aunque el negocio no está muy bueno, trato de compartir las bendiciones que Dios me da, porque la situación está realmente fea”, manifiesta.

Aporte

HOY/ Roberto Fonseca

En el tramo del señor Juárez se elaboran todos los días alrededor de 20 mil cuajaditas que se venden a 60 córdobas las cien. La persona empleada durante el transcurso del día se encarga de llenar sartenes tras sartenes que otros llevan a hornear.

“Hay quienes vienen en grupo y se ayudan entre todos. Yo antes pagaba entre 200 y 300 córdobas por la colaboración, pero como ahora la situación es complicada hablo con ellos, y les aporto en dependencia de como me vaya. Eso sí, su comidita la tienen fija y no es una boca la que se alimenta, a veces son tres o cuatro. Aquí nos aportamos todos”, comenta el marchante.

Una lucha
Otra forma de ganarse la vida en el Iván Montenegro es cargando queso. Los comerciantes aseguran que los cargadores llegan desde muy temprano, muchos de estos también se encargan de llevarlos a los hornos para ser ahumados.

...

Notas Relacionadas