Poblador armado detuvo a ladrón y lo llevó hasta la estación ante ineficiencia policial

La víctima fue una adolescente de 15 años, interceptada por el sujeto que portaba un cuchillo en la colonia Centroamérica

El ladrón (camisa púrpura), cuestionó al ciudadano que lo detuvo e incluso quiso desarmarlo. HOY/Wilih Narváez

HOY

A un ciudadano le tocó frustrar un asalto y todavía caminar casi un kilómetro custodiando al sujeto para que no se escapara, mientras la Policía ignoró el llamado de pobladores de la colonia Centroamérica.

A escasas cuadras estaban decenas de antimotines fuertemente armados, pobladores acudieron a ellos pero estos tenían la misión de vigilar a los autoconvocados que utilicen una Bandera de Nicaragua o griten una consigna, menos combatir a la delincuencia.

Al mediodía de ayer, una quinceañera retornaba a su casa del colegio. “Le robó a una niña en el callejón. Le puso un cuchillo. Se lo arrebató (un celular) y después lo dejó tirado cuando yo salí”, expresó el valiente ciudadano, quien es familiar de la adolescente.

El hombre de unos 50 años tenía una pistola y siguió al delincuente, quien fracasó en su afán por escapar.

El ciudadano armado con la pistola le decía que se detuviera y no dejó de seguirlo.

En el parque de esa colonia un guarda de seguridad utilizó su radiocomunicador para alertar sobre lo que estaba sucediendo. Además, pobladores llamaban a la Policía.

El sujeto se metió en una casa y cerró un portón de madera. Se desconoce si en el interior de la propiedad botó algún objeto robado o el cuchillo.

Luego salió e hizo intentos de desarmar al ciudadano. Pero no pudo. Recibió un empujón.


“Es mentira. Es falso lo que dice este hijo de p…”, dijo el supuesto delincuente al ser consultado sobre los señalamientos.

“No te preocupés que allá (delegación) voy a arreglar eso. No me estoy corriendo. Allá voy a arreglar eso con vos”, agregó el sujeto, cuya identidad se desconoce.

El poblador armado caminó varias cuadras acompañado únicamente con el equipo periodístico de HOY que daba cobertura al suceso.

Al llegar a la Delegación Cinco, un oficial flacucho portando una escopeta estaba atrincherado detrás de unas piedras cantera y pacientemente esperó que el delincuente llegara hacia él para luego meter al supuesto ladrón a la estación.

Quinceañera lo reconoce

En la Delegación Cinco ya se encontraba la adolescente todavía de uniforme junto a otra familiar esperando que llegara el delincuente para interponer la denuncia.

En breves declaraciones la menor afirmó que el sujeto la había despojado del celular, el cual fue recuperado.

Pobladores criticaron la actuación policial por no acudir al llamado. Un ciudadano incluso fue en su vehículo para alertar a los oficiales, pero estos nunca llegaron.

Este policía atrincherado en piedras cantera y fuertemente armado no fue al encuentro del ladrón. Esperó que se lo entregaran. HOY/Wilih Narváez

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas