Mujer de 34 años muere a manos de su expareja en Las Jagüitas

Hombre la obliga subir al auto, le dispara dentro y huye con ella

Emma Silva tenía 34 años. HOY/ Jader Flores

HOY

Todo hace indicar que llegó a matarla. Walter José Juárez Varela de 32 años fue hasta la casa de su expareja Emma del Socorro Silva Sándigo, ubicada en comarca Las Jagüitas, aparcó el vehículo en el que se movilizaba y que le pertenecía a la víctima, discutió con ella y la forzó a subirse. Dentro del auto, le propinó dos disparos.

El desalmado hombre arrancó el vehículo con su víctima herida y ante el horror de la familia que le suplicaba que no la matara.

HOY/ Cortesía

Juárez Varela viajó sin rumbo conocido y los familiares de Emma le dieron persecución alcanzándolo cerca de la estación Siete de la Policía. La muchacha todavía estaba viva.

“Mi hija falleció en el hospital Alemán, estuvo viva aproximadamente dos horas desde que ese infeliz me le disparó”, cuenta con lágrimas en sus ojos Gregorio Silva, padre de la víctima.

De acuerdo con don Gregorio, su hija vivió con Walter tres años, pero se habían separado desde hace mes y medio aproximadamente.

Walter José Juárez Varela, de 32 años. HOY/ Cortesía

“Ese hombre me la maltrataba mucho, era un drogo, ya tenía antecedentes policiales, aún me cuesta entender como mi hija tan hermosa que era, se pudo fijar en esa basura”, expresa el padre.

Agrega, que en la familia nadie se relacionaba con Walter. “La mayoría trataba de persuadir a mi hija para que rompiera todo vínculo con él, no soportábamos ver como la maltrataba, no era vida para ella. En realidad, ninguna,mujer merece tener a un golpeador a su lado, hay que abrir los ojos a tiempo”, recomienda.

Emma Silva, era una mujer independiente, administraba unos camiones areneros y tenía algunos trabajadores a su cargo.

“Ese hombre ya sabía lo que venía a hacer, solo quería arrancarle la vida a mi hija, todo lo tenía planeado”, señala don Gregorio.

 

 

 

 

Familia con miedo
Emma Silva Sándigo deja en la orfandad a dos menores de edad, una de siete años que había procreado con otra pareja, y un menor de dos meses, hijo de Walter.

La familia de la víctima dijeron sentirse amenazados porque temen que la familia del verdugo quiera hostigarlos, porque piden un castigo severo contra él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas