Estudiantes protestan en la UCA y piden libertad para las presas políticas

Exigen la libertad de las presas políticas

HOY / EFE

HOY

Los jóvenes siempre buscan la manera de realizar sus protestas, pese a que Daniel Ortega se empeña en impedirlas. Ayer en el Día Internacional de la Mujer, estudiantes de la Universidad Centroamericana (UCA) realizaron dos manifestaciones relámpago dentro del recinto para exigir libertad de las presas políticas.

Mientras los chavalos se manifestaban, los alrededores de la UCA estaban llenos de policías, unos en puntos fijos y otros rondando las calles con fusil en mano. El asedio aumentó el nivel de seguridad en los portones de ingreso y provocó temor en los universitarios que terminaban las clases y regresaban a sus casas.

Para proteger la identidad, las universitarias se taparon el rostro con pañoletas color morado y recorrieron los pasillos repitiendo consignas, recordando los nombres de las reas políticas y escribiendo con tiza frases contra Ortega.

Esta es la segunda vez que esa casa de estudios es el escenario de protestas. La primera se realizó la semana pasada, que igual estuvo cercada por policías a bordo de patrullas.

Valoración en el Día Internacional de la Mujer

Mientras Cristiana Chamorro, hija de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro, destacó el valor de las mujeres que se encuentran detenidas por protestar contra Daniel Ortega.

“En Nicaragua tenemos una gran cantidad de mujeres presas, que han estado luchando por la democracia y por la libertad de Nicaragua y que hoy están en huelga de hambre pidiendo su libertad”, valoró Chamorro, directora de la Fundación Violeta Chamorro.

“Son mujeres valientes, jóvenes y que están muy conscientes de sus derechos y de su papel en la sociedad”, señaló.

Chamorro consideró “que las mujeres están a la par de los hombres en la lucha por la democracia” en Nicaragua, lo que calificó como un “gran avance”.

Un grupo de ocho mujeres arrestadas en Nicaragua tras protestar contra  Ortega se encuentran en huelga de hambre desde la semana pasada, según sus madres, quienes pidieron ayuda de manera pública para conocer la situación de salud de las manifestantes.

En una carta escrita a mano sobre una hoja de papel arrugado, que fue filtrada desde la cárcel, las manifestantes informaron de su decisión debido al sentimiento de abandono que las embarga, pues se consideran “secuestradas y encarceladas injustamente por la dictadura de los Ortega Murillo”, cuyo Gobierno negocia con la oposición una salida a la crisis de Nicaragua.

En la carta, las presas dijeron ser víctimas de “represión, constantes humillaciones, tratos crueles e inhumanos”.

Por otro lado, Chamorro resaltó que en Nicaragua “hemos caminado bastante en el sentido de buscar las mujeres un lugar en la sociedad y de impulsar a otras”.

HOY / EFE

Comentó que en la Fundación Violeta Chamorro apoyan un programa que se llama Voces Vitales, de la cual es su directora, que trata de empoderar a mujeres emprendedoras y de apoyarse unas a otras.

“Nunca se puede decir que la igualdad está en su punto máximo, pero sí eso depende de cada una de nosotras, del lugar que queremos ocupar en la sociedad, del compromiso que queremos adquirir y en Nicaragua se ha demostrado que las mujeres, a la hora que nos llama la historia o el momento, se ponen en la primera fila”, enfatizó.

Subrayó que Nicaragua tuvo en su madre, en 1990, la primer mujer presidenta en la historia de Latinoamérica, cuando venció al líder sandinista Daniel Ortega, el actual gobernante, en las urnas.

“Creo que la mujer ya está ocupando un lugar en la sociedad y que debe de seguirse destacando y creo que nosotras, en el mundo de las comunicaciones, tenemos que valorar que allí está, que está presente y que tienen un lugar en la sociedad y en la historia a la par de los hombres en estos tiempos”, sostuvo.

Asimismo, Chamorro ponderó los movimientos como el “MeToo”, que han puesto “en la agenda pública los problemas de violación y los problemas de falta de respeto a las mujeres”.

“Allí ya tenemos un gran avance que el tema del respeto a la mujer y de que no puede ser sometida a una violencia doméstica ni a una violencia pública esté en la agenda para que se mantenga su defensa y tengamos a las mujeres siempre en primer lugar”, anotó.

A las niñas y a los jóvenes les envió el siguiente mensaje: tienen que saber su lugar como mujer, y que su conciencia de mujer debe estar despierta en todo momento y en toda circunstancia.

“No es que seamos vulnerables, no somos el sexo vulnerable, somos el sexo fuerte, somos el sexo que reproducimos, el sexo que también está a la avanzada de miles de cambios de esta sociedad”, apuntó.

Observó que cuando se incorpora a la mujer en tareas productivas, en la política “y en cualquier actividad que tenga que ver con lo público”, avanza en democracia y en nuevos temas que traen las mujeres a la sociedad.

 

...

Notas Relacionadas