Satisfecha por sus logros obtenidos en el mercado Oriental

Esperanza Aparicio llegó al centro de compras cuando tenía 18 años, luchó por el lugar que tiene ahora

En el tramo de doña Esperanza encontrará calcomanías para motos, carros, cuadernos y sticker para cumpleaños, entre otras cosas. HOY/Uriel Molina

HOY

Esperanza Aparicio fue una de las primeras comerciantes que empezó a vender sobre la calle principal de El Novillo, en el Oriental. Llegó hace más de 20 años; ofrecía útiles escolares bajo una champita de plástico a la par de un basurero.

Su deseo por quedarse en el centro de compras, la motivó a superar cualquier tipo de pruebas. Soportaba sol, lluvia y tufalera, pero no se dio por vencida. Hoy en día vende artículos varios en un tramo grande y con todas las condiciones. Se siente muy orgullosa de nunca haberse rendido, dice que fue Dios quien le dio la fuerza y la paciencia.

“Recuerdo que fui de las primeras comerciantes que se colocó aquí, forraba constantemente una malla que estaba aquí para no quemarme tanto, fue a punta de préstamos que fui creciendo, yo solicitaba dinero y le tenía que dar la vuelta a esos córdobas, si yo me ponía a desperdiciarlos, mi vida no fuera como ahora, es verdad que las ventas no están en su mejor momento, pero de aquí como, con las ganancias hice mi casa y continúo haciendo buenas obras”, cuenta Aparicio.

Bondadosa

Aparicio llegó al Oriental cuando tenía 18 años. Dice que no se arrepiente de haber dejado su juventud en este centro de compras. “Soy lo que soy ahora por todo lo que he aprendido aquí”, dice. HOY/ Uriel Molina

Doña Esperanza describe que su fe es tan grande que nunca se afana por el dinero. Cierra temprano su tramo dos veces a la semana, porque sale con un grupo de hermanos católicos a visitar y orar por los enfermos.

“Yo vengo a las ocho de la mañana al mercado, no me sofoco porque soy de las personas que cree que nuestras bendiciones ya están estipuladas. Cuando me toca irme temprano, le doy las gracias a Dios por lo que me dio. Soy agradecida, por eso siempre me va bien, porque uno no debe estar cuestionando a nuestro padre proveedor, Él sabe lo que hace, así ha sido desde el primer día que yo vine al Oriental”, comenta la marchante.

Confianza en sí misma
Esperanza Aparicio siempre ha confiado en sí misma. Dice que esa es su clave para alcanzar el éxito.

“Confío en mis instintos y me dejó llevar por la voluntad de Dios, no me afano por el día de mañana y disfruto cada momento”, subraya la señora.

...

Notas Relacionadas