El Barcelona encuentra su juego, pero pierde la brújula

Sobran las razones para atacar al Barcelona. No obstante, la falta de gol fue producto de la mala puntería. Paradojas de la vida, jugando mal derrotaron 1-0 al Valladolid

Anthony Lopes, figura del partido, detiene un disparo de Lionel Messi. /EFE

Sobran las razones para atacar al Barcelona. No obstante, la falta de gol fue producto de la mala puntería. Paradojas de la vida, jugando mal derrotaron 1-0 al Valladolid, jugando bien, creando juego, estructurando llegadas, teniendo cara a cara la oportunidad de marcar tiraron a la basura 25 disparos cerca de la cabaña de Antony Lopes, héroe del Lyon. Los culés empataron 0-0 de visita en Francia. No encontraron las redes, pero si su juego, el gol llegará por añadidura.

Otro ritmo, otra vida. Dembelé y Messi le dan otra sintonía al Barcelona. El primero fue mejor en la primera parte y lo estaba siendo en la segunda hasta ser sustituido, mientras Messi en su transformación de hombre orquesta hacía funcionar con trazos precisos la ofensiva catalana. Durante los primeros 10 minutos se jugó a un ritmo frenético. Avisó Dembelé primero, pero fue Aouar y Terrier los que más cerca estuvieron de abrir las redes, pero Ter Stegen mostró su capa y desvió los dardos envenenados.

Después de ese primer episodio que pudo ser sorpresivo para el Barcelona, tomaron al toro por los cuernos. Rakitic se acercó al gol, Dembelé con el recorte y revienta la pelota en la humanidad de Lopes. Había un control total del Barsa. Y todavía antes del desenlace del primer tiempo, Sergi Busquets falló por poco, su disparo marcó el final del primer acto y el reflejo de lo que estaban siendo: disparando sin suerte.

Te puede interesar: El Real Madrid se congestiona de confianza y pierde ante el Girona

En la segunda parte cada vez se confirmaba que sería cuestión de tiempo para romper el cascarón. Pared de Dembelé con Messi, la cual Lopes volvió a romper, se activó Jordi Alba por el lado izquierdo enviando balones con olor a gol a Luis Suárez en varias ocasiones, pero la falta de brújula o el muro de arquero forjaba la inspiración del Lyon, anulado y asfixiado.

Messi pasó la pelota a Busquets al 85, siendo la última opción clara, pero la capa de Lopes lo hizo nuevamente. El Barcelona sigue siendo favorito para avanzar de los octavos de final de Champions y ahora recibirán en casa a los franceses, que tendrían que tirar de gesta para lograr el pase.

 

...

Notas Relacionadas