Muere al recibir pedrada por enamorar a mujer en Managua

El autor fue apresado y familia denuncia que hubo negligencia médica porque en Hospital Alemán Nicaragüense no le dieron la debida atención

Doña Alicia del Socorro Mejía, muestra la foto de su hijo, quien era como el enfermero de su progenitor, quien sufrió derrame. HOY/Wilih Narváez

HOY

La tragedia inició en una vela. Jasser Amín Martínez Mejía, de 35 años, presuntamente enamoró a la pareja de un vecino y una pedrada acabó con su existencia. El ahora fallecido era cariñosamente conocido como Mincho.

“Dicen que el motivo fue así: hubo una vela de un señor. Él (Jasser) anduvo y según nos cuentan se daba bromas con la mujer de él (autor)”, expresó Carlos Edén Martínez.

El sospechoso del crimen es conocido únicamente como Nicolás, alias el Pelón, quien le gritó a Jasser: “Ideay hijo de p… ¿cuál es la cosa con la mujer?”.

“Pero mi hermano andaba tomadito. Vino y dicen que lo aventó en la cuneta. Cayó y él (Pelón) agarró una gran piedra y se la acomodó en el estómago”, relató Carlos Martínez.

Mincho tenía dificultad para respirar. Un hombre habría apartado al agresor para que no continuara golpeando a la víctima.

El hecho se registró la noche del pasado martes en el barrio Ciudadela Nicaragua, ubicado contiguo a Villa Flor Sur.

“Dicen que le estaba enamorando a la mujer y por eso le tiró la piedra”, relató un vecino del sector.

Dos jóvenes llevaron a la víctima a su vivienda ubicada a escasos metros de donde fue agredido.

Lo mandaron “a morir”

asser Amín Martínez Mejía, dejó una hija en la orfandad. HOY/Wilih Narváez

Familiares de la víctima afirmaron que inmediatamente lo llevaron al Hospital Alemán Nicaragüense.

“Lo revisan, le hacen una radiografía. Y dicen que la doctora de la Clínica Cuatro de Cirugía del Hospital Alemán Nicaragüense, dijo que andaba en estado de ebriedad. Agarró una receta y mandó a sacar cinco Ibuprofén que con eso se le iba a quitar el dolor”, detalló Carlos.

Afirman que el joven se “revolcaba” del dolor. La doctora luego les orientó que se lo llevaran a la casa y que transcurridos cinco días ya estaría mejor.

Francisca Amanda Martínez, hermana del occiso, le insistió a la doctora que en la radiografía se le miraban una “manchas”.

“Después que lo trajeron del hospital empezó a vomitar, yo le hice un té de manzanilla con canela. Y en la mañana no se le quitaba ese dolor. Ya como a la una (de la tarde del miércoles) se llevó al (Hospital) Manolo Morales”, expresó Alicia del Socorro Mejía Padilla, la madre del occiso.

Los familiares de Jasser afirmaron que en este último hospital, les dijeron que era para que quedara internado la primera vez que acudieron al médico.

“Pero en el (Hospital) Alemán no hicieron eso. Antes de morir nos llamaba a nosotros, a mi mamá. Dicen que cuando llega al Manolo, los signos vitales ya iban casi en cero. Lo quisieron revivir, pero le dieron dos infartos”, agregó Carlos.

“Vamos a proceder legalmente contra la doctora. Somos unas personas de bajos recursos. Con lo poquito que nosotros ganamos, sobrevivimos. Mi papá es inválido, es como un niño y mi hermano era como su enfermero. Lo sacaba, lo vestía, le rasuraba y estaba pendiente de sus necesidades”, añadió el adolorido joven.

La víctima estaba desempleada y dejó en la orfandad a una joven de 17 años, quien lamenta mucho la muerte de su progenitor.

Vieron al autor en la vela

El hermano de la víctima asegura que el miércoles anduvieron siguiendo los pasos del autor con la Policía.

“Se nos escapó. Dicen que el mismo miércoles vino a la vela y que andaba con un enorme cuchillo. Mata y viene a la vela como dicen.

Lo reconoció un muchacho, cuando lo vieron se puso una capucha y como era una multitud en la vela, se perdió entre la gente y se fue”, dijo Carlos.

Los restos de Mincho fueron sepultados la tarde del jueves y sus familiares esperan que prevalezca la justicia.

Realizan reconstrucción

El supuesto autor ya fue capturado. La noche del jueves peritos de la Delegación Siete llegaron a la escena del crimen para realizar la reconstrucción.

“Parece que hasta ayer (jueves lo capturaron) y lo trajeron a la reconstrucción del delito. No le quiere decir a la Policía que él fue, pero todo mundo sabe porque hay testigos oculares que lo vieron”, afirmó Carlos Martínez.

Se espera que en las próximas horas sea llevado a los Juzgados de Managua.

El piropo sangiento impune

En el año 2013, un crimen estremeció al país y ocurrió en el mercado Oriental. Un joven comerciante le tocó la mano a una elegante mujer que iba acompañada de su pareja y el sujeto realizó disparos que dejó dos muertos y una comerciante que estuvo al borde de la muerte. La Policía nunca capturó al pistolero.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas