Algunos conductores se quejan por colocación de bordillos en carretera

La idea de los bordillos es que los vehículos no invadan la acera o andenes

bordillos, quesos, carretera, diriamba, Dolores, quejas, conductores

Los bordillos se construyeron en la carretera que va de Diriamba a Dolores. HOY / Mynor García

HOY / Carazo

Inconformes se encuentran algunos conductores de vehículos que transitan por la carretera de Dolores a Diriamba por los bordillos o “quesos”, como popularmente se les conoce, y que fueron instalados en un sector del tramo de la vía.

La idea de los bordillos es que los vehículos no invadan la acera o andenes que están diseñados para proteger a los peatones y ciclistas.

Don Juan Hernández tiene más de veinte años de conducir y es uno de los que piensa que los bordillos representan un peligro. “Yo pienso que esos chunches deberían de quitarlos, porque no ayudan en nada, los ciclistas circulan siempre sobre la vía y nadie les dice nada”, dijo.

Otro que se mostró inconforme con las estructuras de concreto, fue don René Espinoza, quien viaja diariamente en su vehículo a Managua. “Para mi hermano esas cosas no deberían de existir, porque realmente no hay espacio donde estacionarse, imagínate que se te ponche una llanta, dónde te vas a meter y la verdad que son peligrosos, quizás no para los peatones, pero sí para nosotros los que manejamos a diario”, alegó.

Asimismo, dijo, “esta carretera es peligrosa, circulan bastantes vehículos y furgones que vienen de Costa Rica, en vez de esos muros, hubiesen trazado nada más la raya amarilla o blanca y evitás desgracias”.

María Selva sale a correr a diario por la carretera de Diriamba a Dolores y fue una de las pocas que se refirió de manera positiva sobre las estructuras. “La verdad que con esas cosas siento como que hay mayor seguridad para los corredores, es cierto, no van a detener de viaje un vehículo, pero al menos les advierte a los conductores que deben de respetar los límites de la carretera”.

Estos mismos bordillos o “quesos” los colocaron en el empalme de San Gregorio, hasta la colonia de San Sebastián en Diriamba,  y los pobladores de ese sector, los han venido quitando poco a poco, pero aún quedan varios.

...

Notas Relacionadas