Cosep advierte el cierre de empresas por reformas y crisis

"Hay empresas que ya no van a poder seguir operando", anunció el presidente del Cosep, José Adán Aguerri, sin precisar cuáles.

cosep, reformas, josé adán aguerri, cierre, desempleo, reforma fiscal, seguro social, recurso de amparo

José Adán Aguerri. HOY / EFE

HOY

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) advirtió ayer el inminente cierre de empresas como consecuencia de la crisis sociopolítica, que vive el país desde abril pasado y que ha dejado cientos de muertos, y por un paquete de reforma fiscal promovido por el Ejecutivo.

“Hay empresas que ya no van a poder seguir operando”, anunció en rueda de prensa el presidente del Cosep, José Adán Aguerri, sin precisar cuáles.

“Se está cayendo la demanda de trabajo, la recaudación tributaria, el gasto público, el consumo, las exportaciones y el crecimiento del país”.

José Adán Aguerri, presidente del Cosep

Aseguró que las empresas han visto afectada su capacidad de sostenibilidad debido a que “están subiendo los servicios básicos, el régimen cambiario, los intereses del crédito, los combustibles, el seguro social, los impuestos, y todavía falta ver que va a pasar con el salario mínimo”.

Esas medidas sacarán “absolutamente del mercado” a empresas que en la actualidad están “aguantando” para no cerrar, agregó.

Asimismo, el líder gremial alertó que en Nicaragua se están incrementando los precios de los productos y la materia prima, el desempleo, el mercado laboral informal, el déficit fiscal, y la pobreza.

El Cosep se ha pronunciado en contra de una polémica iniciativa de reforma a la Ley de Concertación Tributaria, y de las modificaciones a la seguridad social.

Reformas

El Gobierno de Nicaragua presentó la semana pasada en el Parlamento, controlado por el oficialismo, una propuesta de reforma a la Ley de Concertación Tributaria, que eleva el Impuesto sobre la Renta, el Impuesto Selectivo al Consumo, así como las rentas de actividad económica, de capital y ganancias, ante la crisis sociopolítica que vive el país desde abril pasado.

El incremento del Impuesto sobre la Renta a las grandes empresas, que pasarían de pagar un 1 a un 3 por ciento, y a las empresas medianas, que del 1 por ciento pasarán a pagar el 2 por ciento, está entre las principales propuestas del Ejecutivo, que busca recaudar recursos tras la fuerte caída de la economía a causa de la crisis.

También incrementa en un 1.5 por ciento el impuesto a las exportaciones, cuyo monto actual depende de cada producto, y los servicios pagados en el exterior pasarán de un 15 a un 25 por ciento.

Mientras el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) ordenó aumentar la cuota de las empresas y de los empleados en 3.5 y 0.75 puntos porcentuales, respectivamente, a partir del 1 de febrero pasado.

El Producto Interno Bruto (PIB) cayó 4 por ciento en 2018, según datos del Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

La economía de Nicaragua bajará entre un 7.3 y 10.9 por ciento en 2019, según estimaciones de la no gubernamental Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides).

Nicaragua sufre una grave crisis que ha dejado 325 muertos desde abril, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque algunos grupos elevan a 561 las víctimas mortales, mientras que el Ejecutivo solo reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado

...

Notas Relacionadas