Un disparo en la sien mata a taxista en un barrio de Managua

Policía detiene a tres sospechosos del crimen, varias horas después

Foto: Wilih Narváez

Managua
Fue a quemarropa el disparo que recibió el cadete Carlos Antonio García Amador, de 58 años. Penetró en la sien derecha con orificio de salida haciendo que el proyectil todavía impactara en una cuneta.

No está claro si le dispararon desde el asiento del pasajero o posiblemente desde la ventana del taxi placas M 06458, ya que se manejan dos versiones: que el asalto lo cometieron falsos pasajeros y la otra que presuntamente fueron sujetos que lo interceptaron en una motocicleta.

Otros afirman que presuntamente pudieron escuchar cuando los autores corrieron de la escena.

Foto: Wilih Narváez

El crimen ocurrió a eso de las 4:30 de la madrugada de ayer, del colegio Villa San Jacinto, 50 metros al sur, en una calle ubicada a orillas de un cauce.

García Amador, presuntamente presentaba un segundo disparo. Yacía recostado sobre el timón del auto cuando fue descubierto por un caponero que lo vio ensangrentado.
tenía su cartera

“Era muy profesional, siempre tuvo buena atención al cliente y nunca tuvo problemas con nadie”, afirmó un joven mientras observaba el cuerpo de su padre y le comentaba a su progenitora: “Tiene un punto rojo en la espalda”.

Del total de asesinatos violentos ocurridos en enero pasado, 9 fueron por rencillas personales, 2 femicidios, 2 ajustes de cuentas por drogas, 4 por asaltos, 4 por problemas de propiedad y 13 por razones desconocidas que la autoridad no explica.

“¿Punto rojo en la espalda? Ese no lleva solo un disparo, olvidate”, respondió la viuda Jerónima Vallecillo.

“Laboraba en el turno de la tarde, salió a las dos y regresaba a las siete u ocho de la noche. Lo más era a las nueve, pero anoche (lunes) no llegó. Yo me extrañé porque le abría los portones para el carro”, detalló Vallecillo.

Ella se confió porque afirma que a veces el cadete se quedaba dormido en una gasolinera. Don Carlos padecía de diabetes y le recomendaban que no se desvelara mucho.

Se enteraron de la tragedia cuando llamaron a un hermano de la víctima. Al momento que sacaron el cuerpo del auto los peritos encontraron en su vestimenta su cartera. También portaba sus zapatos.

Se desconoce si los sujetos le robaron el dinero de la jornada del lunes.

Carlos Antonio García Amador tenía 58 años. Según su familia, era un hombre trabajador y muy responsable. No le conocían enemigos y siempre llamaba a su esposa cuando por razones de su turno como cadete de taxi, se quedaba a dormir estacionado en gasolineras. Siempre fue cuidadoso.

Los sospechosos del crimen. Foto: Wilih Narváez
Sospechosos

La técnica canina llevó a oficiales de la Policía a dos kilómetros de la escena del crimen donde apresaron a tres sospechosos identificados como: Carlos Augusto Flores Tórrez, quien presuntamente cumplió pena en la cárcel La Modelo; Julio Eliézer Flores y Faustino Flores Hernández.

Andamos con el Jesús en la boca

Conductores alarmados por tanta delincuencia armada

Managua
Yaosca Reyes Centeno

En el primer mes del año 2019 se registraron al menos 34 asesinatos, incluyendo dos femicidios y la muerte de dos mujeres que aún no han sido aclaradas por la Policía. Febrero también inicia violento. En estos primeros cinco días, se han reportado dos asesinatos en los que los autores usaron armas de fuego. Uno de estos es el del taxista. Don Carlos es la quinta víctima, del total de 36 asesinatos ocurridos en los 36 días de este 2019.

El crimen del taxista y el de un pulpero a quien mataron en su misma casa en días pasados, tienen en común que la causa fue el robo, según información preliminar dada por las autoridades. Precisamente los robos representan un peligro de muerte para los taxistas en las calles del país.

Foto: Wilih Narváez

Inquietos

Don Francisco Obando trabaja como taxista en las calles de Managua. Señala que lo han asaltado en muchas ocasiones, pero las dos veces que más amenazado se sintió fue cuando en una ocasión lo dejaron sin carro y horas después una mujer se le llevó lo que él pudo salvar.

“El peligro de los robos es sobre todo en las noches… después que me robaron el carro, me volvieron a asaltar. Fue una dama, ella se me llevó el celular y el poco dinero que había logrado salvar”, expresa Obando. Considera que ahora los robos están más violentos que antes. Los ladrones disparan sin piedad. Tiran a matar, dice.

Luis Enrique Espinoza cumple 12 años de trabajar como taxista. Contó a HOY que ha sobrevivido a cuatro robos peligrosos. Opina igual que Obando, que hay más delincuentes con armas en las calles.

El tema de la precaución es algo relativo, dice Espinoza, pues ellos (los taxistas) nunca saben si la persona que aborda sus vehículos lleva segundas intenciones.

Horacio José Román tiene alrededor de 20 años de dedicarse a ser taxista y dice que no había visto tantos robos como ahora.

“Uno sale a diario a jugársela en la calle, como se dice popularmente”, comenta. “Desde que salimos de nuestras casas tenemos que andar con el Jesús en la boca y en la mente, porque la situación está terrible. Hay mucho motorizado armado o supuestos pasajeros que solo andan delinquiendo. Esto nos pone mal a nosotros, porque prácticamente diario nos tenemos que despedir de nuestras familias porque no sabemos si volveremos”, lamenta.

“Este señor que encontraron hoy (ayer) es compañero de trabajo nuestro. Era un hombre muy trabajador y querido por todos en la cooperativa. Es una lástima que lo hayamos perdido. A este tipo de cosas nos enfrentamos diario”.
Horacio José Román, taxista.
Horacio José Román, taxista.
“En las cuatro ocasiones que me han robado, me he jugado la vida. Yo lanzo todo y me salgo del carro, para evitar que me logren hacer algo. Me han robado, pero gracias a Dios nunca se me han llevado mi machete (el vehículo)”.
Luis Enrique Espinoza, taxista.
Luis Enrique Espinoza, taxista.

 

...

Notas Relacionadas