Balazo al corazón por defender a amigo

Campesino se enfrenta a desconocido armado, este sin piedad le dispara al pecho y lo mata

El 12 de enero, agentes de la Policía se enfrentaron a balazos con delincuentes en el barrio Blanca Segovia y un ladrón resultó herido. HOY/Archivo

Más de una es la versión sobre la muerte del ciudadano Isaac Leiva, quien recibió un balazo en el pecho cerca de un bar en el caserío de Kubalí, al norte del poblado de Waslala, en el Caribe Norte.

El crimen ha causado la misma conmoción que el asesinato a sangre fría de una mujer que ultimaron dos hombres con un tiro en la cabeza, la tarde del 3 de enero pasado, tras una supuesta mala transacción con marihuana.  Por el crimen de la mujer, que fue identificada como Martina García Lanzas, de 38 años, enfrentan la justicia los ciudadanos Ismael Siles Blandón y Cipriano Gutiérrez Siles, de 22 y 25 años, respectivamente.

El asesinato de Leiva ocurrió la noche del lunes reciente. Según los testigos del bar, un hombre aún no identificado llegó armado al lugar en busca de otra persona, a quien solo llamaron Otoniel.  Los lugareños dicen que este era amigo de Leiva y se encontraban juntos el día de la agresión.

Lo que los testigos agregaron a las autoridades, es que el sujeto armado sin mediar palabra alguna le disparó a Otoniel. No saben si logró herirlo, pero sí lo vieron huir del lugar. Otoniel logró dirigirse hacia un billar cerca del lugar, mientras el hombre armado le dio persecución.  Los que vieron el crimen aseguraron que Leiva salió en defensa de su amigo y siguió al atacante. “El hombre solo se dio la vuelta y le hizo un solo disparo”, dijo un comunitario.

Disparo certero

El disparo impactó en el pecho a Leiva, de aproximadamente 45 años, quien cayó y se desangró rápidamente. De inmediato, el presunto tirador huyó del sitio.  El asesinato de Leiva es el tercer crimen ocurrido este año en el municipio de Waslala que, igual que Paiwas, jurisdicción del Caribe Sur, es atendido por la delegación departamental de la Policía en Matagalpa. En este departamento han sido reportados también un homicidio en Sébaco y un femicidio en Matiguás.

Más violencia, más crímenes

Mientras que en Jinotega, las autoridades policiales reportan dos crímenes en San José de Bocay, dos más en el municipio de El Cuá, uno en Wiwilí y otro en Santa María de Pantasma.

Un hombre fue acuchillado en una comunidad del municipio de San José de Bocay, departamento de Jinotega; mientras que otro murió a consecuencia de un balazo en el municipio de Waslala, jurisdicción de la Costa Caribe Norte, en casos que todavía están averiguando las autoridades policiales.

La Policía reportó el homicidio del que fue víctima Deyvin Hernández Lagos, de 26 años, acuchillado el pasado domingo 20 de enero presuntamente por Mercedes Lorenzo Gadea Benítez, de 64; en el trayecto entre Ayapal y el sector de Santo Domingo, en la comunidad Turuwas, municipio de San José de Bocay.

Celia Benítez, esposa de Hernández, dijo a la Policía que este había salido a las 9:00 a.m. de ese día con su primo Yáder José Blandón Lagos, de su casa en el sector de Santo Domingo, para vender unos elotes en el caserío de Ayapal, pero allí compraron cuatro medias de licor que iban tomando en el camino de regreso.

El año pasado hubo al menos cuatro asesinatos múltiples en zonas alejadas del país. HOY/Archivo
El año pasado hubo al menos cuatro asesinatos múltiples en zonas alejadas del país. HOY/Archivo

Rencillas con vecino

Cuando iban a 300 metros de una iglesia evangélica en Turuwás Abajo, habrían sido alcanzados por Gadea Benítez, quien presuntamente ebrio reclamó a Blandón Lagos que si tenía alguna bronca con él.  Según el relato de la viuda, Blandón Lagos respondió que Gadea Benítez había cortado los alambres que sirven de límite a sus respectivos terrenos colindantes, por lo que el sospechoso lo derribó, golpeándolo en la cabeza con una tajona.

Acto seguido, Gadea Benítez sacó un cuchillo con el que lo atacó, provocándole heridas en las manos.
Blandón Lagos logró levantarse y salió corriendo, al tiempo que le gritó a su primo Hernández Lagos que si iba a permitir que lo mataran. Hernández Lagos tomó y lanzó una piedra que el agresor esquivó antes de optar por perseguir a este, y no a Blandón Lagos.

Gadea Benítez, según la versión preliminar de la Policía, alcanzó a Hernández Lagos, asestándole una cuchillada en el lado izquierdo del pecho. El presunto homicida huyó y Blandón Lagos intentó llevar a su primo al caserío de Ayapal, pero este murió cuando apenas habían avanzado unos metros.

La Policía investiga los hechos, aunque se desconoce si ya fueron capturados los responsables de estas muertes.  Los habitantes de esta zona pidieron a las autoridades policiales dedicarse más a las labores de prevención y persecución del delito que a las relacionadas a la crisis política. “Hay mucha violencia y vemos poco avances en seguridad ciudadana, hay más gente armada y claro el resultado son más muertes”, dijo un comunitario, que para evitar represión pidió el anonimato.

Corre la sangre

9 personas fallecieron en los primeros cuatro días del año. La mayoría fueron asesinadas de forma violenta al amanecer del nuevo año, el 1 de enero. Las muertes ocurrieron en Managua, norte y el Caribe del país.

8 asesinatos ocurrieron en la tercera semana del mes del año, entre el 14 y el 20 de este mes. El crimen de mayor impacto fue el ataque a una patrulla policial en Río San Juan, donde perecieron cuatro oficiales y uno continúa desaparecido.

22 personas han muerto atacadas con armas de fuego, machetes y cuchillos. Dos de las víctimas son mujeres. Una fue por femicidio y la otra en un problema ligado al comercio de marihuana. Ambos ocurrieron en el norte del país.

 

...

Notas Relacionadas