Piden más seguridad para el galerón de las carnes

Los compradores tienen temor de detenerse a comprar

Los marchantes dicen que los visitantes pasan por el sector veloz, por más que ellos les hagan el llamado pocos se detienen a comprar, otros buscan sectores más vacíos. HOY/FOTO: Roberto Fonseca

HOY

Con el miedo a flor de piel viven los comerciantes del galerón de las carnes ubicado en la Zona Tres del mercado Oriental, pues la delincuencia se mantiene a la orden del día, lo que ocasiona una baja en las ventas, ya que son pocos los clientes con el valor para detenerse a comprar.

“El galerón aparentemente luce lleno, pero la gente solo pasa porque sirve de conexión con otras partes del mercado, pero no se quedan a comprar y es porque les da miedo, los delincuentes aprovechan los tumultos para meter mano, aquí no nos salvamos ni nosotros, estamos bien preocupados porque no estamos vendiendo nada”, dice el comerciante Carlos Jarquín.

También puede leer:  Encurtidos para hacer “agua” la boca

El marchante menciona que los robos se dan de forma más descarada por la tarde. Por la mañana lo que hacen es arrebatar objetos o sacarlos sin que la persona se dé cuenta. “Los chavalos de la seguridad interna se mantienen aquí, pero como la persona no se da cuenta de lo que le robaron hasta mucho tiempo después no podemos hacer nada, pero también ha pasado que en nuestra cara ponen cuchillos, tenemos colorada la zona, y esto no puede ser así, porque los clientes no compran tranquilos”, dice Jarquín.

Los fines de semana

Unos comerciantes aseguran vender más que otros, todo dependerá de qué tan lleno se encuentre el sitio. HOY/FOTO: Roberto Fonseca

Dulce Leticia Urbina, comerciante en el centro de compras, menciona que las ventas los días de semana se mantienen rogadas, y los fines de semana cuando tienen la esperanza de vender más es cuando la delincuencia se alborota más.

“Tenemos cerca una pequeña oficina que le pertenece a la Corporación Municipal de Mercados de Managua (Commema), ahí ya hemos ido a reportar lo que pasa, les hemos pedido que nos colaboren con la seguridad, pero no hacen caso, no han entendido que la integridad de los comerciantes y de los compradores es una prioridad”, dice Urbina.

La marchante reconoce que entre el mismo sector también hay una debilidad y es que no se comunican para poder contrarrestar el problema y así mejorar el área.

“Los chavalos de la seguridad pasan pidiendo una colaboración y no todos la dan, pero queremos que nos apoyen, entonces cómo les vamos a exigir calidad sino les damos los recursos, tampoco los motivamos, yo estoy clara que aquí necesitamos más hombres, por lo menos unos cuatro que estén pendientes de todo lo que pasa, pero eso lo vamos a lograr solo con el apoyo de nosotros mismos, pues si nos ponemos a esperar a Commema vamos a retoñar”, menciona la vendedora.

Francisco Aguirre, un cuidador de la zona, asegura que la delincuencia ha disminuido, porque antes era peor, sin embargo necesitan que todos pongan de su parte, pues para este año sus coordinadores están pensando precisamente en aumentar la cantidad de hombres de la seguridad.

Sector pescado afectado
El galerón de las carnes colinda con el sector de los mariscos, los comerciantes también se quejan de la poca seguridad que hay en la zona.

“Pueden pasar dando rondines, pero los necesitamos permanentes, aceptamos que la delincuencia no es como antes, pero es necesaria más los fines de semana y días de pago”, dice Luis Poso, comerciante.

...

Notas Relacionadas