Higiene, sabor y calidad prometen los comerciantes que venden comida

Los comerciantes dicen a sus clientes que no se arrepentirán si eligen comer en el Oriental

Los comerciantes han exigido a las autoridades mejoras en el galerón de las comidas, una de las demandas es la colocación de laminas de zinc a los alrededores para que no les dé el sol. Oscar Navarrete

HOY

Cuando el reloj marca las siete de la mañana, doña Leonor Velásquez ya está limpiando su tramo en el área de los comedores del mercado Oriental. Para ella, lo más importante de un local, sobre todo donde se ofertan alimentos, es la higiene.

Doña Leo, como la conocen, todos los días está pendiente de lavar bien todos los trastes que utiliza para servir los desayunos y almuerzos que ofrece. Así ha sido desde hace más de 40 años. Su mamá Isabel Velásquez siempre le enseñó que al cliente no solo se le da buen sabor, sino también pulcritud.

“Si queremos cambiar la percepción de los clientes hay que hacerlo con hechos. Tenemos que demostrar que hasta la persona con mejores recursos económicos puede comer en el Oriental sin tener miedo a enfermarse, aquí les damos un buen plato de comida, barato y sobre todo de calidad”, recalca doña Leo.

En el sector de los comedores que se ubican en la Zona Uno del centro de compras, hay más de diez puestos de comida. Cada dueño toma sus propias medidas para transmitir a los consumidores un buen ambiente.

“Yo siempre mantengo tapaditos los alimentos, en cuanto a mi vestimenta mi cabello lo tapo con un pañuelo, no toco dinero, tengo a una persona encargada directamente, en cada puesto hay un lavandero donde lavamos las verduras, el pollo y todo lo que se vaya a ocupar, gracias a Dios nunca hemos tenido problemas con los clientes, porque saben que trabajamos bien”, señala Carmen Aguilera, cocinera.

Aguilera indica que aunque las ventas han bajado por la situación económica que atraviesa el país, tratan siempre de ofrecerle variedad a los clientes, preparando un poco de todo.

“Parte de la misma imagen del negocio es ofrecer un menú amplio, aquí en el Oriental la persona va a comer rico y con poco dinero porque nosotros le acomodamos el platito, a como sea ahí vamos, consiguiendo para pagar las deudas”, subraya Carmen.

Parte del menú
En los comedores del Oriental siempre va a encontrar variedades de sopas, la taza le cuesta entre 50 y 60 córdobas.

Los cocineros le aseguran que todas las verduras y productos que utilizan para preparar los alimentos están bien lavados. Mencionan que el Ministerio de Salud (Minsa) llega de forma consecutiva para asegurarse que todo marche en orden.

 

...

Notas Relacionadas