Ortega buscará salida que garantice sus intereses, según militar retirado Roberto Samcam

A juicio de Samcam, quien se encuentra en el exilio, la presión que existe en la OEA contra el Gobierno sandinista forzará a Ortega a iniciar una negociación, "prevista inclusive para el muy corto plazo".

, Roberto Danilo Samcam Ruiz, general en retiro del Ejército de Nicaragua. Foto/Tomada de Facebook

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, se encuentra en un “callejón sin salida” por lo que se verá obligado a retomar el diálogo nacional que se encuentra suspendido desde julio y buscará como negociar una salida favorable a sus intereses, consideró hoy el exguerrillero y mayor en retiro de las Fuerzas Armadas, Roberto Samcam.

“Ortega buscará algún tipo de salida que garantice un proceso de transición favorable a sus intereses”, apuntó Samcam, un mayor retirado del Ejército y crítico con el Ejecutivo, en un artículo público titulado “Un escenario anunciado”.

Lea también: Medidas de emergencia ante el abuso estatal

El exguerrillero argumentó que el Gobierno sandinista se encuentra aislado internacionalmente y que la Organización de Estados Americanos (OEA) ha iniciado el proceso de aplicación de la Carta Democrática a Nicaragua, en medio de la crisis sociopolítica que vive el país desde abril y que ha dejado cientos de muertos y de detenidos.

A juicio de Samcam, quien se encuentra en el exilio, la presión que existe en la OEA contra el Gobierno sandinista forzará a Ortega a iniciar una negociación, “prevista inclusive para el muy corto plazo”.

Otro punto que obligará al mandatario a retomar el diálogo es la renuncia y “fuga sorpresiva” del país del magistrado judicial Rafael Solís, padrino de bodas de Ortega y la vicepresidenta y primera dama, Rosario Murillo, “un verdadero golpe político de incalculables consecuencias para la dictadura”.

Puede interesarle: ANPDH insta a los altos funcionarios del Gobierno renunciar a sus cargos

El militar retirado observó que “realmente es muy poco lo que puede hacer el orteguismo para evitar la acción de la comunidad internacional agrupada en la OEA” y que “el cuento del golpe de Estado fraguado por el imperialismo norteamericano no convence a nadie”.

“La gran mayoría de países del continente se terminan de convencer de la amarga realidad: lo que ha habido es la violación sistemática, con violencia excesiva y rayando en la categorización de crímenes de lesa humanidad, de los derechos humanos de los nicaragüenses por parte del Gobierno”, señaló.

Tildó como “crucial” el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), tutelados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que aseguró que existen pruebas para argumentar que el Gobierno de Ortega ha incurrido en delitos de lesa humanidad en el marco de la crisis.

“Fue este informe el que ha motivado que muchos de los países que han mantenido una posición muy dual con el régimen de Ortega, estén considerando muy seriamente continuar su apoyo a éste”, valoró.

Por tanto, continuó Samcam, “todo esto va a desembocar en un proceso de negociación” y “es a lo que está apostando” el secretario general de la OEA, Luis Almagro, y la comunidad internacional.

Puede leer: Rectificar y dialogar

“Ante este panorama, Ortega y Rosario Murillo están en un callejón sin salida y es cuestión de tiempo para que el primero haga un llamado a continuar el diálogo nacional”, razonó.

Para el exguerrillero, tanto la OEA como Washington están dejando al Gobierno de Ortega “un pequeño espacio de salida y van a tenerlo que aprovechar”.

Nicaragua sufre una grave crisis que ha dejado 325 muertos desde abril, de acuerdo con la CIDH, aunque algunos grupos elevan a 561 las víctimas mortales, mientras que el Ejecutivo solo reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado.

...

Notas Relacionadas