Reelección fue un “error” dijo el exmagistrado Rafael Solís Cerda al diario The New York Time

Solís considera que debe volverse a prohibir la reelección, luego de ver el nefasto resultado que provocó la permanencia en el poder de Ortega durante los últimos 12 años

Rafael Solís renunció a su cargo de magistrado el pasado 8 de enero, a través de una carta en la que también denunció la consolidación de una “dictadura con caracteres de monarquía absoluta”. HOY/Archivo

El exmagistrado del poder judicial de Nicaragua, Rafael Solís Cerda, declaró que fue un error permitir la reelección presidencial de Daniel Ortega en 2011, en entrevista concedida al diario estadounidense The New York Time.

Solís fue uno de los magistrados sandinistas integrantes de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), que impulsó en 2009 la sentencia judicial que le permitió a Ortega participar como candidato presidencial a la reelección en los comicios de 2011, aunque la Constitución Política lo prohibía de manera expresa en su artículo 147.

También lea: Contra represión y asedio a medios de comunicación

Debe prohibirse

Ahora el exmagistrado considera que se debe volver a prohibir la reelección, luego de ver el nefasto resultado que provocó la permanencia en el poder de Ortega durante los últimos 12 años. “No pensé que eso llevaría a la nación a esto. Nunca lo imaginé”, manifestó Solís en la entrevista, en alusión a los más de 300 muertos por la represión policial y paramilitar contra las protestas civiles, que ha provocado la condena internacional al régimen de Ortega.

Solís renunció a su cargo de magistrado el pasado 8 de enero, a través de una carta en la que también denunció la consolidación de una “dictadura con caracteres de monarquía absoluta”, desmiente el argumento de un golpe de Estado contra Ortega y advierte una guerra civil por la falta de voluntad de dialogar del régimen.

El politólogo José Antonio Peraza cree que este cambio de Solís es producto del efecto disuasivo de las sanciones estadounidenses y no de un arrebato de conciencia de parte del funcionario.

Puede interesarle: Ladrones dispuesto a matarse con policías en barrio capitalino

El politólogo recordó que los efectos catastróficos de las reelecciones presidenciales en América Latina habían sido ampliamente advertidas por organizaciones y actores de la sociedad civil. Particularmente Peraza documentó desde 2008 la fractura del sistema democrático, los fraudes electorales, las violaciones a la Constitución Política, el quebrantamiento de las instituciones del Estado, la concentración de poder en el Ejecutivo, como advertencia de la consolidación de una dictadura.

“Rafael Solís sabía lo que se estaba haciendo desde hace mucho tiempo. No es que de hoy a mañana se dio cuenta que aquí se estaba instalando una dictadura. La diferencia es que ahora hay sanciones elaboradas, a través de la Magnitsky Act, donde se pretende poner a pensar a los funcionarios y por eso es que da un plazo de 180 días para que estos funcionarios reflexionen”, dijo el politólogo.

Lea también: Preso político del régimen orteguista es condenado el mismo día que enterraron a su madre

Peraza también valoró que a través de los informes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), las investigaciones del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) y los análisis del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), Estados Unidos está elaborando el listados de funcionarios que por omisión o acción participaron en las violaciones de derechos humanos en Nicaragua desde el 18 de abril que comenzó la represión policial contra las protestas civiles.

Reelección

En 2009, los magistrados sandinistas de la Sala Constitucional del poder judicial, entre ellos Rafael Solís, armaron las condiciones para aprobar un recurso introducido por Daniel Ortega, que alegaba que la prohibición de la reelección presidencial en el artículo 147 de la Constituciones Políticas era una violación a sus derechos humanos.

A inicios de 2018, el secretario general Luis Almagro dio a conocer los resultados de un estudio sobre las reelecciones, solicitado a la Comisión Europea para la Democracia o Comisión de Venecia, que determinó que la reelección presidencial no es un derecho humano.

“Nadie puede argumentar tener derecho a postularse a una reelección después de un mandato, si la Constitución establece lo contrario”, dijo Almagro en un video.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas