Dueño de cable niega que cierre de canal tenga trasfondo político

Emisarios de la empresa de cable habrían ofrecido a la Iglesia reanudar la transmisión de Notimatv en Santa María de Pantasma por un arancel mensual del que las partes brindan cifras distintas

Dueño de cable, niega versión, Canal televisión, cierre, jinotega, pantasma. wiwili, noticias

El canal fue sacado del aire el 28 de diciembre por la empresa de cable. HOY / Cortesía

HOY / Matagalpa

Razones económicas fueron las que llevaron a Róger Altamirano, dueño de la empresa de cable que opera en Santa María de Pantasma y Wiwilí, al cierre de transmisiones del canal Notimatv en esos municipios del departamento de Jinotega.

Altamirano negó trasfondos políticos, aunque el propietario del también llamado Canal 18, el periodista Eduardo Montenegro Chavarría, considera lo contrario. “No es nada político, no se ha cerrado ningún canal arbitrariamente, las puertas de mi cablera están abiertas. Todo es que el señor Eduardo Montenegro o quien quiera poner un canal me pague los derechos de transmisión y nos vamos hasta home…”, dijo Altamirano vía telefónica ayer.

Notimatv tenía aproximadamente un año de operar en el poblado de Praderas, cabecera municipal de Santa María de Pantasma, con una programación variada que incluía la difusión de noticias locales, así como programas de perfil católico y la transmisión de las misas dominicales, por lo que tenía una amplia audiencia en ambos municipios.

Montenegro y Altamirano coinciden en que tuvieron un acuerdo verbal para que la empresa de cable incluyera en su parrilla las transmisiones de Notimatv a través del Canal 18.

Según la versión de Altamirano, “yo le iba a permitir abrir su canal en mi cablera y él (Montenegro) me iba a estar pasando unos anuncios míos, personales. Entonces, ese trato vino él y lo saboteó, porque solamente dos meses pasó mis anuncios y después dejó de pasarlos. Entonces, él vino y no sé si realmente vendió o qué, pero el canal lo pasó a la Iglesia católica”.

En tanto, Montenegro señaló que, debido a la crisis sociopolítica que enfrenta el país desde abril del año pasado y ante la imposibilidad de continuar arrendando un local para el medio de comunicación, hace unos meses coordinó con el sacerdote Giovanni Herrera Blandón que establecerían el canal en la iglesia.

Montenegro no pagaría arrendamiento por el local y la iglesia podría transmitir sin costo las misas y otros programas de perfil católico, además de vender publicidad cuyas utilidades serían para el vendedor, confirmó el sacerdote Herrera.

Así estuvo transmitiendo Notimatv, pero, la empresa de cable lo sacó de su parrilla el 28 de diciembre pasado. Altamirano dice que antes de cerrar la transmisión, “traté de comunicarme múltiples veces con él (Montenegro), pero, como él está fuera del país y yo no lo sabía, entonces vine yo y fui a hablar con el padre (Herrera)…”.

Altamirano supuestamente propuso al sacerdote Herrera “que ya nos pongamos de acuerdo para que ustedes paguen el arancel que se cobra normalmente en toda cablera y si no pues entonces pasaríamos a sacar el canal fuera del aire”.

Sin embargo, el religioso asegura que “él (Altamirano) nunca ha venido (a buscarlo), ni lo conozco, hasta ayer (domingo 6 de enero) sí vinieron los que trabajan con él”.

El dueño de la empresa de cable también sostuvo que habló telefónicamente con Montenegro, indicándole que la frecuencia y la señal para el Canal 18 estaban disponibles, pero que debía pagar un arancel mensual de 200 dólares.

“Si él (Montenegro) paga el monto que le toca pagar mensualmente que son 200 dólares el canal está libre para salir al aire”, afirmó Altamirano.

Montenegro, por su parte, relató que “por teléfono (Altamirano) nos dijo primero que le pagáramos alrededor de 500 dólares mensuales… pero él ni siquiera nos notificó, porque él primero lo sacó del aire y después nos dice que cuesta eso, es decir, como que no tiene sentido el cobro de ese dinero, sino que es una manera para él escudarse”.

“No queda la menor duda, porque este es un canal independiente donde se decía la verdad de lo que estaba ocurriendo en Pantasma, se dio cobertura a todas las protestas y todo lo que ha sucedido”, agregó Montenegro.

Mientras tanto, el sacerdote Herrera comentó que los emisarios que le visitaron el domingo, habrían ofrecido reanudar las transmisiones del canal en la empresa de cable por un arancel de 300 dólares, pero “la parroquia no tiene ese dinero y ellos lo que andan haciendo es lavándose las manos de lo que ya pasó (cierre del canal”.

“Ustedes sabían perfectamente que (el canal) estaba aquí y lo cortaron cuando se dieron cuenta que estaba en la iglesia”, habría dicho el sacerdote Herrera a los emisarios de la empresa de cable. “Y se me quedaron callados”, afirmó el religioso.

...

Notas Relacionadas