Capturas y cateos en el barrio Fox de Masaya

Al menos cuatro personas fueron detenidas en Masaya por la Policía

capturas, cateos, masaya, barrio fox, policía

Así quedó una vivienda que fue allanada por la Policía en el barrio Fox de Masaya, el pasado jueves. HOY / Cortesía

HOY

Masaya sigue sufriendo. La represión se vive en cada esquina, momentos de angustia vivieron los pobladores del barrio Fox, al cual lo sitiaron y nadie podía entrar ni salir. Se calcula que unos treinta agentes de la Policía Orteguista (PO), procedentes de Managua, llegaron para capturar y allanar viviendas.

Se llevaron a cuatro personas: Wilfredo Brenes Domínguez, de 39 años; Karla y Fernando Escobar Maldonado y Ramón Javier Cerrato; estos últimos de una misma familia.

Otra fuente consultada explicó que los oficiales llegaron en busca de armas, pero no encontraron nada en ninguna de las dos viviendas que allanaron en el barrio Fox, Masaya.

El operativo se desarrolló alrededor del mediodía de este jueves, después que la noche del miércoles agentes de la PO capturaron a Keneth Martínez, en el barrio Monimbó.

Petrona Domínguez relató que estaba acostada mientras su hijo Wilfredo se alistaba para ir a trabajar, pero de repente escuchó que tiraban todo. Cuando salió del cuarto, miró que golpeaban a su hijo con el bastón policial.

La mujer de 72 años no pudo más y rompió en llanto, mientras relataba lo sucedido vía telefónica.

A su nieta de 21 años también la apuntaron con un arma. Los hombres llegaron violentos y registraron toda la casa, con apoyo de la técnica canina. También se robaron sus celulares.

Estudiante

Wilfredo estudió Relaciones Internacionales, pero actualmente se dedicaba a la venta de asados en el sector de Catarina. La PO se lo llevó a la Dirección de Auxilio Judicial, conocida como el Chipote.

HOY / Cortesía

Su mamá no sabe por qué lo detuvieron y teme por la vida de su hijo. Asegura que Wilfredo sufrió un asalto hace tres años, le propinaron quince puñaladas y le afectaron el pulmón, precisamente la zona donde lo golpearon los oficiales, contó su mamá. “Por eso les decía que me lo mataran aquí, adelante de mí, para enterrar a mi muerto”, confió.

...

Notas Relacionadas