Cada día hay más basura en el Iván Montenegro

Los comerciantes ya están cansados y piden una solución al problema

HOY

La basura es un problema de nunca acabar en los mercados de la capital, ya que aumenta cuando hay días feriados o los fines de semana. El parqueo de los lácteos del Iván Montenegro no es la excepción, aquí el problema es peor.

Los comerciantes que tienen tramos cerca del parqueo de los lácteos aseguran que la problemática es tan grande que el mal olor que produce el suero del queso que se acumula entre los adoquines, más los desechos amontonados, se puede percibir a larga distancia.

“Ya estamos cansados y enfermos, se les ha dicho de mil maneras a los camioneros que entregan queso que no dejen las bolsas tiradas, que sean más aseados, pero no hacen caso, el problema es que por más que se limpie siempre está ese tufo ahí, ya estamos empachados”, dijo la comerciante Nadieska Castro.

La marchante agrega que ya le han pedido a la Corporación Municipal de Mercados de Managua (Commema) del Iván que sancione a los que entran a vender queso y no depositan los desechos en su lugar, también que rellenen los espacios que hay entre los adoquines para evitar que se filtre el suero, pero han hecho caso omiso.

“Dicen (los de Commema) que ya han entregado circulares, pero no es suficiente, los camioneros caminan hasta con cuatro ayudantes, deberían de poner a uno que se encargue de limpiar por lo menos la zona donde están vendiendo.

Es necesario que este próximo año todos hagamos algo por mejorar la imagen de este mercado”, subrayó Nadieska.

Limitaciones

Los fuertes vientos riegan la basura en todo el parqueo. A veces las bolsas llegan hasta los tramos, lo que molesta a los marchantes. HOY/FOTO: Roberto Fonseca

A los funcionarios de Commema, encargados de hacer la limpieza, cada vez se les hace más difícil recoger los desechos de cada zona debido a los pocos equipos con los que cuentan.

Según una fuente que pidió omitir su nombre, en casi todos los centros de compras hacen faltan más contenedores de basura, carretones y hasta un buen uniforme con guantes y tapabocas que les permita protegerse de las enfermedades.

“El parqueo es un ejemplo de cochinada, ahí siempre está sucio y hediondo, un contáiner ya no da la talla —no da abasto—, son dos para el día a día por lo menos, además que necesitamos del aporte de todos también, para evitar que la problemática aumente”, refirió la fuente.

Por su parte Róger Rocha, quien entrega queso en el centro de compras, asegura que siempre deja limpio su espacio cuando termina su jornada.

“Otros son los que se van dejando todo regado, quizás hace falta más presión de parte de las autoridades, no podemos acostumbrarnos a la cochinada”, indica Rocha.

Desorden vehicular
El parqueo también permanece lleno de vendedores eventuales, lo que dificulta el paso de los vehículos.

Los comerciantes sugieren a las autoridades del centro de compras crear un plan de ordenamiento. Además mencionan la importancia que haya alguien encargado del parqueo, para que ordene a los carros como se debe.

 

...

Notas Relacionadas