Un 2018 grato e inolvidable para el campeón nicaragüense Félix Alvarado

34  victorias, 30 nocauts y par de derrotas registra el campeón mundial nicaragüense Félix Alvarado.

Campeón nicaragüense Félix Alvarado durante un entrenamiento en el gimnasio Roberto Huembes. Foto Uriel Molina.

HOY

El 2018 será especial para el boxeador nicaragüense Félix “el Gemelo” Alvarado, porque luego de dos intentos finalmente pudo concretar su sueño de ser campeón mundial, al noquear en siete asaltos al filipino Randy Petalcorin el 29 de octubre en Filipinas, para ser el rey de las 108 libras de la Federación Internacional de Boxeo (FIB).

“Siempre mantuve la fe en Dios, fue lo más importante porque eso me llevó a mantener la disciplina, siempre le pedí a Dios que quería ser campeón mundial y Dios me cumplió, es un año que no olvidaré, fue un año de mucha bendición”, dice Félix.

Antes, Alvarado lo había intentado en el 2013, ante el japonés Kazuto Ioka, y en el 2014, ante el argentino Juan Carlos Reveco, siendo sus dos únicas derrotas hasta el momento en su carrera profesional, que inició en el 12 de marzo del 2010, tras una exitosa carrera amateur.

“Cada vez que perdía pasaban muchos pensamientos negativos en mi cabeza, pero tenía fe en Dios y eso me mantuvo. Algunos decían que a mi edad ya no tenía nada en el boxeo, que ya estaba viejo, que ya había tenido dos oportunidades, pero nunca perdí la fe, la esperanza ni el sueño. Tuve que poner de mi parte mucha disciplina y sacrificio, tuve que pasar malos momentos para ahora disfrutar este título”, agregó el campeón capitalino.

Con su hazaña, Félix fue el campeón mundial 14 nacido en Nicaragua y actualmente es el único.

“Todo es en el momento de Dios, quizás en las anteriores oportunidades no estaba listo mentalmente para ser campeón, no sé si me hubiera vuelto loco, se me hubiera vuelto farsante o me hubiera engrandecido, Dios quiso que fuera en este momento que asumiera esta responsabilidad por la madurez, pues estoy más estable y soy más responsable”, señaló el Gemelo.

Su inspiración

Félix proviene de un hogar humilde y pronto se convertirá en padre por segunda ocasión.

“En el 2015 Dios me dio la bendición de ser papá por vez primera con mi hija y en este diciembre tendré en mis brazos a mi hijo Félix Mateo. Dios se excedió conmigo, me dio tanta alegría y bendición que no se cómo agradecerle. Yo le pedí a Dios que cuando tuviera a mis hijos no me faltara la comida y tengo con qué responderles. Lucharé por mis hijos, lucharé por darles su comidita, quiero darles lo mejor hasta donde Dios me lo permita, esa es la lucha, ellos son mi inspiración junto a mi esposa”, confesó Alvarado.

Félix Alvarado junto a su entrenador Luis Cortes. Foto Uriel Molina
Campeón pinolero Félix Alvarado junto a su entrenador Luis Cortes. Foto Uriel Molina

Quiere más

Alvarado no quiere ser un campeón efímero y sabe que eso también será una tarea gigantesca, que está dispuesto a asumirla con responsabilidad.

“Quiero hacer historia en el boxeo, hacer una gran trayectoria, dejar un legado al boxeo nicaragüense”, manifiesta el púgil.

Una de las claves del éxito de Alvarado es su disciplina, pues aunque no tenga pelea programada, se le ve en el gimnasio entrenar.

“Es muy disciplinado”, afirma con certeza el experimentado entrenador Luis Cortés, mientras le orienta a su pupilo Alvarado cómo mejorar el trabajo en el sam bag durante un entrenamiento en el Gimnasio Roberto Huembes.

“Este título me ha costado demasiado como para dejarlo ir así por así, la meta es seguir manteniendo el título y buscar otro, me gustaría unificar el cetro para luego saltar a las 112 libras”, aclaró Alvarado.

Tras ganar el cetro, Félix invirtió en algo personal.

“Una de las prioridades que tenía era trasladarme, además mi familia está creciendo, ya no podía andar en moto. Cuando veo hacia atrás, veo que valió la pena tanto sacrificio, dejar a mi familia para enfocarme en entrenar, hubo muchos sacrificios. Me siento alegre de haberle dado también esta alegría a mi mamá. Los chavalos en el gimnasio se sienten inspirados por haberme coronado campeón”, finalizó Alvarado.

Quieren hacer historia

René Alvarado es el hermano del campeón mundial Félix y está a las puertas de una pelea mundial luego de ganar recientemente al mexicano Carlos Morales un duelo eliminatorio en las 130 libras.

“Yo trato de transmitirle a René pensamientos positivos y mi experiencia ahora que soy campeón, que no hay que dejarle la decisión a los árbitros, que tenemos la fortaleza y pegada para imponernos. Que no pierda la fe. Para nosotros sería una gran alegría ser campeones mundiales, seríamos los únicos gemelos en Centroamérica en lograrlo, ese es nuestro sueño”, dijo Félix Alvarado.

34  victorias, 30 nocauts y par de derrotas registra el campeón mundial nicaragüense Félix Alvarado.

...

Notas Relacionadas