Rosario Murillo recuerda “días terribles, de egoísmo y destrucción” en mensaje de Navidad

"Queremos empezar por desearles una navidad tranquila, de profundo compartir como familia y con la familia, y de mucha alma cristiana y solidaria", destacó Murillo desde su casa en Managua.

rosario murillo, bendición, sitios protestas,

Rosario Murillo./ HOY/ Archivo

La vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, recordó hoy los “días terribles, de egoísmo y destrucción”, en un mensaje pronunciado con motivo de Navidad hacia la población nicaragüense, que vive una crisis que ha dejado cientos de muertos en protestas contra su esposo, el presidente Daniel Ortega.

“Nuestros corazones recordarán con profundo respeto y reconocimiento a todos los hermanos nicaragüenses que perdimos en los días terribles, de egoísmo y destrucción”, dijo Murillo, a través un mensaje en vídeo, divulgado por medios del Gobierno.

Datos del Gobierno indican que la crisis sociopolítica de Nicaragua cobró 199 muertos desde el estallido social de abril pasado, por su parte organismos humanitarios, tanto nacionales como internacionales, cuentan entre 325 y 545 víctimas.

Dichos organismos además han señalado que en las cárceles de Nicaragua hay al menos 674 “presos políticos”, de los que el Gobierno reconoce 273, y califica de “terroristas”, “golpistas” o “delincuentes comunes”.

“Queremos empezar por desearles una navidad tranquila, de profundo compartir como familia y con la familia, y de mucha alma cristiana y solidaria”, destacó Murillo desde su casa en Managua.

Los defensores de los derechos humanos han registrado cientos de desaparecidos, miles de heridos y decenas de miles de exiliados.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) afirmó el viernes que esas son consecuencias de la “represión del Gobierno de Nicaragua”, y ha advertido que tiene pruebas de que en este país se practican “crímenes de lesa humanidad”.

“Recordamos con reverencia sublime a todos los hijos de Nicaragua que la tragedia impuesta nos arrebató, y nuestras oraciones acompañan a las familias y amistades de esos hermanos, cuya ausencia deja un vacío infinito que sólo puede llenar la fe en nuestro Dios”, agregó Murillo, en un vídeo en el que aparece rodeada de 14 nietos.

El Gobierno, que insiste en que ha superado un intento de “golpe de Estado”, ha dado la crisis por superada, pese a que las manifestaciones contra Ortega continúan dentro y fuera de Nicaragua, así como los arrestos y el éxodo hacia otros países.

La CIDH y la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) han responsabilizado al Gobierno de cientos de muertes, así como de ejecuciones extrajudiciales, torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros y violencia sexual, entre otras violaciones a los Derechos Humanos.

Las protestas contra Ortega y Murillo se iniciaron el 18 de abril pasado, tras 11 años de Gobierno continuo, por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia, tras el saldo mortal de las manifestaciones.

...

Notas Relacionadas