Ortega expulsa a la CIDH

La decisión la comunicó la cancillería la tarde de ayer

CIDH, expulsión, gobierno, ortega, derechos humanos, condena, crisis, muertos, cancillería, OEA, CIDH, Meseni, GIEI

En un comunicado la CIDH expresó que continuarán monitoreando la situación de Nicaragua desde Washington. HOY / Jader Flores

HOY

El Gobierno de Nicaragua anunció ayer la suspensión temporal de la presencia del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni), establecido por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la expiración del plazo de un Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

La cancillería de Nicaragua informó a miembros del GIEI y del Meseni, entes tutelados por la CIDH, que su misión terminó a partir de ayer miércoles.

La decisión fue comunicada a los representantes del Meseni y del GIEI en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, en Managua, donde fueron citados.

La coordinadora del Meseni, Ana María Tello, dijo a periodistas en las afueras de la cancillería que esa misión, que se instaló en Nicaragua el 24 de junio pasado, seguirá funcionando desde su sede en Washington.

En tanto, el GIEI tenía previsto para hoy jueves dar a conocer el informe final sobre los hechos violentos ocurridos entre el 18 de abril y el 30 de mayo pasados.

El GIEI se estableció en Nicaragua el 2 de julio tras un acuerdo de la Organización de Estados Americanos (OEA), la CIDH y el Gobierno de Managua.

El trabajo del GIEI abarcó del 18 de abril al 30 de mayo, cuando organismos humanitarios calculaban que habían perdido la vida 300 personas, aunque ese Grupo solo investigó a 127.

Cuarta etapa de represión

Previo al anuncio de la decisión del Gobierno, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) advirtió de la “intensificación de la cuarta etapa de represión estatal” en Nicaragua, sumida desde abril pasado en una crisis que ha dejado cientos de muertos y detenidos en protestas contra Daniel Ortega.

“A ocho meses del inicio de las protestas en Nicaragua, a través de la información registrada en el terreno por el Meseni, la CIDH observa la intensificación de una cuarta etapa de represión estatal”, señaló el organismo, en una declaración pública.

La CIDH ha identificado en la cuarta etapa de la represión las agresiones por parte del gobierno de Ortega, las amenazas y el acoso a los periodistas y medios independientes.

Las tres etapas previas consistieron en agresiones a las protestas pacíficas, ataques armados contra ciudades que rechazan a Ortega y la criminalización de las protestas, según la CIDH, todas con saldos mortales.

La cuarta fase incluye “incremento de agresiones y hostigamiento contra periodistas, detenciones y judicialización de líderes, defensores de derechos humanos y opositores, expulsión arbitraria de personas naturalizadas o residentes permanentes por participar en protestas”, agregó el organismo.

Cejil se pronuncia

La ONG Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil) condenó ayer  la “expulsión” del  Meseni y  del GIEI.

“Desde el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) condenamos enérgicamente la decisión del Estado de Nicaragua de expulsar al GIEI y al Meseni. Ésta es una prueba más de un Estado que ha socavado las bases democráticas y transgredido todo límite de cara a sus obligaciones en materia de derechos humanos”, indica un pronunciamiento del Cejil.

“Esta decisión se concreta un día antes de que el grupo de especialistas presentase su informe final sobre las graves violaciones de derechos humanos cometidas por el Estado en el marco de la crisis democrática vigente”, explicó el Cejil.

La organización defensora de Derechos Humanos aseguró que durante los meses que el GIEI y el Meseni operaron en Nicaragua “se enfrentaron a un Estado que obstaculizó y boicoteó el ejercicio de su labor, al cerrar todos los espacios de diálogo y monitoreo, y al negarles el acceso a información imprescindible para cumplir con sus mandatos”.

“Esta acción se da en el marco de un recrudecimiento de la violencia, la represión y la persecución perpetradas en la últimas semanas por el gobierno de Nicaragua en contra de numerosos sectores de la sociedad civil”, expresó el Cejil.

Posición del gobierno
La carta, leída por el canciller Denis Moncada en presencia de los delegados del Meseni y el GIEI, citados a la cancillería, acusa a las dos entidades de “falta de imparcialidad y objetividad” y de mostrar “una actitud injerencista, intervencionista, haciéndose eco de las políticas del Gobierno de Estados Unidos en contra de Nicaragua”. (AFP)

...

Notas Relacionadas