Para estas fiestas navideñas

Aprenda a elaborar la tradicional rosca navideña y comparta con los suyos

HOY/Istockphotos.com

El Roscón de Reyes es una de las tradiciones recetas de esta época, lo mejor de todo que es fácil y económico de preparar. ¿Sabes cuál es el origen del Roscón de Reyes? Dicen que el mayor promotor de este dulce fue el rey francés Luis XV.

Cuenta la historia que el cocinero de la Corte, de origen eslavo, quiso agasajar al Monarca el día de la Epifanía con un roscón tradicional de su tierra, pero con una sorpresa en su interior: un medallón de diamantes que compró gracias a la colaboración de otros miembros del servicio. Mientras que la tradición se perdía en Europa del Este, Luis XV quedó encantado con el invento y se dedicaría a propagarlo, con una moneda en su interior como sorpresa, entre la aristocracia francesa y europea. Así fue como, a lo largo del siglo XVIII, llegaría a España, donde recibió una excelente acogida.

Ingredientes

650 gramos de harina

250 ml de leche tibia

25-30 gramos de levadura

120 gramos de azúcar

120 gramos de mantequilla o margarina derretida

2 huevos y 1 yema

10 gramos de sal

2 y 1/2 cucharadas de agua

Piel rallada de 1 limón grande y 1 naranja

Para decorar:

Frutas escarchadas al gusto

Azúcar

1 huevo batido Una naranja Figuritas a su gusto

Preparación

Mezcle un poco de leche con 2 ó 3 cucharadas de la harina. Añada 25-30 gramos de levadura fresca y remueva . Tape y deje fermentar unos 15 ó 20 minutos en un lugar cálido. Una vez que la masa de arranque ha fermentado, en un bol grande añada el resto de harina y poco a poco el resto de ingredientes: azúcar, ralladura de limón y naranja, sal, leche, 2 huevos, azúcar, la masa de arran, el agua y mantequilla .

Removemos hasta que quede una masa homogénea. Enharine una superficie lisa y amase durante unos minutos. Si es necesario ponga un poco más de harina para poder trabajar bien la masa. De forma de bola a la masa y una vez bien amasada, guarde en un recipiente hermético o tape con uno o dos paños húmedos durante un par de horas en un lugar cálido. Después de un par de horas la masa debe haber crecido.

Amase de nuevo y poco a poco de forma al roscón. Deje reposar durante una hora bien cubiertos y en un lugar caliente. Finalmente, puede pintar con huevo, y decorar a su gusto, por ejemplo con fruta escarchada, naranjas confitadas, almendras laminadas, azúcar glass, o lo que prefiera.

Si quiere añadir una figurita, es el momento de esconderla bien dentro de la masa. Una vez que tenga el roscón decorado, meta en el horno precalentado a 18o°C durante 20 minutos. Retire, deje enfriar un poco y si desea puede cortarlo por la mitad y rellenarlos de nata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas