Policía Nacional allana sin orden judicial instalaciones de organismos civiles

Los representantes de las distintas ONGs y medios de comunicación coincidieron al denunciar que los agentes policiales llegaron desde anoche, en algunos casos golpearon a los vigilantes e ingresaron con violencia

Así quedaron las oficinas de Confidencial. LA PRENSA/Cortesía

La Policía nicaragüense allanó sin orden judicial hoy las oficinas de cuatro ONGs y un grupo de medios de comunicación críticos del Gobierno, que previamente fueron despojadas de su personalidad jurídica por la Asamblea Nacional.

Las sedes del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), del Instituto para el Desarrollo de la Democracia (Ipade), del Instituto de Liderazgo de las Segovias (ILS), la Fundación del Río, y Popol Na, así como las oficinas de los medios Esta Semana, Esta Noche y Confidencial fueron saqueadas.

Los representantes de las distintas ONGs y medios de comunicación coincidieron al denunciar que los agentes policiales llegaron desde anoche, en algunos casos golpearon a los vigilantes e ingresaron con violencia y sin orden judicial, ocuparon documentos, y se llevaron computadoras, automóviles, teléfonos celulares y objetos de valor.

Lea también: Régimen orteguista cancela personería jurídica a cinco organismos civiles

En el caso del Cenidh, al no poder romper las puertas ingresaron por el techo, amordazaron al vigilante, a quien amarraron y dejaron abandonado, relató su presidenta, Vilma Núñez.

 

A un grupo de madres de presos políticos que se encontraban durmiendo en Popol Na los policías les revisaron sus pertenencias y robaron su dinero y celulares, además de saquear la sede, según denunciaron su directiva.

Carlos Fernando Chamorro explicó que la Policía Orteguista buscaba allanar las oficinas de CINCO, en los Robles, sin embargo, esta no se encuentra ubicada en esta dirección. Pero si “barrieron” las oficinas de los medios de comunicación independientes de Confidencial, Esta Noche y Esta Semana. La PO se llevó las cámaras , equipos de comunicación y de edición.

“Es un acto ilegal, punible, violatorio a la propiedad privada, la libertad de expresión, la liberad de prensa, a la libre empresa”, dijo a periodistas el director de los medios afectados, Carlos Fernando Chamorro, quien descartó que la Policía haya confundido sus oficinas con las del Centro de Investigación de la Comunicación (Cinco), del que fue director, al que la Asamblea Nacional también quitó la personalidad jurídica.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se presentó en las instalaciones de Confidencial para evaluar los daños y pérdidas que sufrió este medio de comunicación.

 

Haydée Castillo, presidenta del Instituto de Liderazgo de las Segovias dijo que paramilitares y antimotines se tomaron las instalaciones de la ONG durante la madrugada. Secuestraron al vigilante. Además las fuerzas orteguistas destruyeron todo dentro del Instituto de Liderazgo.

Puede interesarle: Policías requisan a equipo de la CIDH al salir de las instalaciones de 100% Noticias

Según los trabajadores del Instituto existe temor porque la PO los secuestre, aseguran conocen información de que se giró orden de arresto contra Castillo.

Además, la Policía Orteguista se tomó las instalaciones del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp), según confirmaron los directivos del instituto. La PO rompió puertas y forzaron las cerraduras de las oficinas.

En medio de crisis

Los allanamientos ocurren en medio de una crisis que, según organismos humanitarios, ha dejado entre 325 y 545 muertos, 674 “presos políticos”, cientos de desaparecidos, miles de heridos y decenas de miles en el exilio.

El Gobierno acepta 199 víctimas y 273 reos, que califica de “golpistas”, “terroristas” y “delincuentes comunes”.

Tanto la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), han responsabilizado al Gobierno de “más de 300 muertos”, así como de ejecuciones extrajudiciales, torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros y violencia sexual, entre otras violaciones a los derechos humanos.

Ortega rechaza los señalamientos y sostiene que venció un intento de “golpe de Estado”.

Lea también: Murillo afirma que Gobierno de Nicaragua no se agacha, tras sanción de EE.UU.

Las protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, se iniciaron el 18 de abril pasado, tras 11 años de gobierno continuo, por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas