Para distrutar las “vacas” de fin de año

Una hamaca es la mejor aliada para esta temporada de Navidad

Los comerciantes exhiben sus mejores hamacas para capturar la atención de los que pasan por los pasillos. Los colores varían. Roberto Fonseca

HOY

Una hamaca o una silla perezosa no estaría mal en estás vacaciones de fin de año. Incluso, si está pensando en visitar alguna playa del país con su familia, estos artículos le regalarían un momento perfecto. En el sector de las artesanías del mercado Roberto Huembes encuentra de todos los colores, tamaños, diseños y precios.

Linda Loáisiga, comerciante del sector, comenta que hasta la fecha, las hamacas es por lo que más preguntan los pobladores. Aunque las ventas no están en su mejor momento, alega que estás no pueden faltar en el tramo, ya que los clientes aparecen en cualquier momento del día a comprarla.

“Independientemente de cómo este el movimiento en el sector, siempre las ofrecemos (las hamacas), igual las sillas perezosas, podemos decir que las ventas de ambos productos se encuentran regulares, por las hamacas principalmente ha venido clientela que va fuera del país, o que aprovecha que tiene un poco más de dinero en el bolsillo para llevársela a su casita y tenerla para cualquier ocasión, los precios que tenemos dependerán de la manila,, del grueso y del tamaño”, comenta la marchante.

Fines de semana

El sector no luce tan lleno de compradores los días de semana, sin embargo los comerciantes “pican” al suave.
Roberto Fonseca

La hamaca más económica le cuesta 300 córdobas. Las más hermosas las encuentra desde los 1,000 hasta los 3,000 córdobas. Son elaboradas en Masaya y Granada. Hay algunas hamacas que los comerciantes las traen desde El Salvador, son de tela. Las encuentra desde los 500 hasta los 1,200 córdobas.

“Como en todo mercado, los fines de semana son el mejor momento para vender. Gracias a Dios que nuestra misma gente nos apoya comprando, es verdad que la presencia de gente extranjera ha disminuido y que solo nos visitan los que ya viven aquí, pero no dejamos de sacar para mantenernos en el negocio, este mes es esencial, esperamos terminarlo bien”, indica Manuela Jarquín, comerciante.

La silla perezosa cuesta 600 córdobas la grande y 400 la pequeña. Jarquín manifiesta que desde el pasado sábado ha logrado colocar al rededor de diez unidades.

“Ya nada en el negocio se compara a los años anteriores, pero tampoco podemos quejarnos de las bendiciones que Dios nos quiere dar”, puntualiza.

Artículos demandados
Las canastas para guardar ropa, se venden rápido según los comerciantes.

Dependiendo el tamaño cuestan 200 y 400 córdobas. Los bancos y mesas de madera, tienen demanda.

Las mesas se encuentran desde los 400 hasta los 800 córdobas las sencillas. Y los bancos valen 200 córddobas.

...

Notas Relacionadas