Padre Mario Guevara perdona a rusa agresora

No han dicho si someterán a la mujer a examen psicológico

iglesia, ataque, ácido, rusa, sacerdote, catedral, policía

Hasta el momento se desconoce si la Policía remitirá el caso de Elis Leonidovna Gonn a los juzgados. HOY / Archivo

HOY

El sacerdote Mario Guevara, quien sufrió lesiones en su rostro al ser rociado con ácido sulfúrico por una mujer rusa, perdonó a su agresora y llamó a “tener misericordia con la muchacha”, afirmó ayer una fuente de la Iglesia católica de Nicaragua.

“El padre Mario Guevara, con mucha sencillez y humildad, ha perdonado y llamado a tener misericordia con la muchacha que lo atacó, esa es la actitud de un creyente, nosotros perdonamos para poder tener alegría en el corazón”, dijo el obispo de la Diócesis de Matagalpa, Rolando Álvarez.

Guevara, de 59 años, sufrió quemaduras graves en el rostro y otras partes de su cuerpo a causa del ataque de Elis Leonidovna Gonn, de 24 años y de origen ruso.

El ataque ocurrió durante una sesión de confesiones, cuando la mujer se acercó por detrás al padre Guevara y descargó un recipiente con el ácido, según testigos.

Otras cinco personas que estaban cerca del párroco resultaron con quemaduras leves, según la información policial.

Un informe preliminar de la Policía de Nicaragua indica que Leonidovna Gonn atacó al sacerdote “porque el diablo le ordenó matar a alguien, de lo contrario el diablo le quitaría la vida a ella”.

En la nota de prensa que emitió la Policía Orteguista (PO) sobre la rusa Elis Gonn, no expuso si la mujer pasará por un evaluación psiquiátrica, a como debería de ser en estos casos, explicó el médico psiquiatra Nelson García.

García explicó que se debe evaluar psiquiátricamente y descartar un trastorno delirante, que es un tipo de psicosis, en el que se desarrolla una idea exclusiva, de tipo patológica, paranoide, lo que significa que le van a hacer daño a la persona o hace daño; una vez descartado, podría referirse a una conducta disocial, agresiva, la cual no la exime de responsabilidad criminal.

Otra opinión sobre la rusa
Para la psicóloga clínica Ledia Gutiérrez, desde la perspectiva psicológica, era una persona que sabía perfectamente lo que iba a hacer, iba con una intención de hacer daño.

Explicó que las personas esquizofrénicas o psicóticas pueden actuar de una forma irrefrenable, pero no premeditada, como sucedió con el ataque.

...

Notas Relacionadas