Altares “vandálicos” en varios puntos del país

Familiares piden una Navidad sin presos políticos en Nicaragua

Altares, azul y blanco, presos políticos, Nicaragua, crisis, políticos, navidad, peticiones, dios, virgen maría

Doña Sara Oporta celebró ayer la Gritería pidiendo la libertad de los presos políticos, entre ellos su hijo Guillermo Sobalvarro. HOY / Uriel Molina

HOY

La imagen de la Virgen María rodeada de fotografías con las caras de presos políticos. La bandera de Nicaragua puesta al revés en muestra de auxilio. La frase “Libertad para Nicaragua” en la pared. Así arregló el altar Sara Oporta este 7 de diciembre porque a su hijo Guillermo Sobalvarro el régimen de Daniel Ortega lo tiene en la cárcel La Modelo.

Yo no estoy haciendo ningún acto de terrorismo, yo simplemente le estoy pidiendo a la Virgen por estos muchachos, por mi hijo, para que rompa las cadenas de esa cárcel y ablande el corazón de quien los tiene ahí”. Sara Oporta, madre de un preso político

Oporta tiene más de 15 años de celebrar a la Virgen y precisamente porque su hijo es un preso político más había desistido de hacerlo este 7 de diciembre, pero en una visita a La Modelo, Sobalvarro le pidió que lo hiciera en nombre de todas las personas que pasan los días tras las rejas por protestar contra Ortega.

Sobalvarro tiene 23 años de edad, es chef de profesión y fue capturado por paramilitares en el sector del mercado Iván Montenegro. Según su madre, fue llevado al Chipote el 15 de junio pero en la acusación aparece que el supuesto delito —robar en la casa del comisionado Juan Valle Valle— lo cometió el 16 de junio.

Eso no es todo. La juez Nancy Aguirre, titular del Juzgado Décimo Distrito Penal de Juicio de Managua, extendió una orden de libertad el 8 de octubre al declararlo inocente, y esto no se cumple.

En muchos altares del país, también colocaron la bandera de Nicaragua. En la iglesia San Miguel Arcángel de Masaya, una de las zonas más golpeadas por la represión del Gobierno, sonaron las campanas y tiraron globos azul y blanco durante la celebración de la Purísima, que este año fue en horas cercanas al mediodía, debido a la inseguridad que hay en el país.

Granada

El último día del novenario a la Virgen se realizó en la calle La Concepción, de Granada, hasta donde llegó la procesión del Santísimo y luego se ofició una misa bajo una leve brisa. “Devoción que no nos lleva a Cristo, es folclor, y no nos lleva a nada, como ahora vemos por ahí”, dijo el padre Mario Campos, al destacar la importancia de haber realizado la procesión con el Santísimo Sacramento.

” Honestamente de corazón, como madre que soy, sé que la Virgencita va a interceder ante nuestro padre celestial para que halla una Navidad sin secuestrados políticos. Tengo la fe, la confianza que ella va a interceder ante nuestro padre celestial, que ella nos va a conceder nuestro deseo”.

Mercedes Dávila, madre de Edwin Carcache

Campos pidió por la pronta recuperación del padre Mario Guevara, tras haber sido agredido por una mujer de origen ruso, con ácido en su rostro y por la situación sociopolítica que enfrenta el país. “Nicaragua aunque sangre sus heridas se hace presente a rendir homenaje a la Virgen Inmaculada en este día tan importante”, citó el sacerdote.

El granadino católico no acostumbra gritar a la Virgen, ni dar brindis, ni hacer altares en los hogares, pero ayer se observaron unos cuantos altares en la calle El Tamarindo y La Concepción, donde repartieron brindis a eso de las dos de la tarde.

Carazo

Las purísimas en el municipio de Diriamba, particularmente las que organizaron las iglesias católicas, iniciaron después de la misa que oficiaron los sacerdotes en horas cercanas al mediodía.

En la Basílica Menor de San Sebastián, desde la tarde de este viernes, la feligresía hacía fila para cantarle a la Virgen María.

César Castillo, sacerdote de dicho templo, con una matraca acompañaba los cánticos a la madre de Jesús. Refirió que cerrarían los portones, hasta que los brindis que consiguieron con esfuerzo se agotaran.

Los altares en algunas viviendas fueron decorados con los colores azul y blanco, que representan a la bandera de Nicaragua. El grito oficial de la Purísima en el departamento se efectuó a las 6:00 de la tarde con los fuegos de pólvora.

En Boaco

Altares con banderas de la iglesia y Nicaragua, así como la procesión de la imagen de la Virgen María son parte de las expresiones de fe durante las celebraciones de la Purísima en la ciudad de Boaco.

Festividad que empezó sus actividades desde las cinco de la tarde en los diferentes barrios de la Ciudad de Dos Pisos y que según algunos feligreses consultados por este medio este año se celebra para pedir por  Nicaragua.

“Se ve que siempre hay fervor pese a la situación triste que vive Nicaragua, pero se ve el pueblo siempre demostrando ese amor grande a la virgen”, dijo el párroco Leonardo Urbina, de la parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro.

Por su parte, Indira Sánchez, dijo que la gente mantiene intacta su devoción hacia la Purisima. “Ella es nuestra madre e intersesora de nosotros ante Jesucristo y hay que pedirle por la familia y la paz de Nicaragua”, mencionó.

Brindis a los devotos
Un riquísimo arroz relleno elaboró María Elena Mendoza para la purísima, con el fin de entregarlo a los primeros peregrinos que llegaran al altar de su casa en la comarca La Grecia, Chinandega. “También hay pitos, panas y meneitos para los restantes devotos”, dijo Mendoza.

Lourdes Rivera, quien entregó canastas con algunas artesanías, pidió la protección para todos los nicaragüenses. En Matagalpa, los feligreses se reunieron en las casas para rezar previo a la Gritería, que inicia a las 6:00 de la tarde.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas