Liberan a Luis Sánchez, editorialista del diario La Prensa

Pasó seis días en las celdas del Distrito III de la Policía Nacional, tiempo en el que lo trataron bien según dijo él mismo

Luis Sánchez Sancho al fin junto a su esposa, doña Hortensia Rivas, luego de haber permanecido seis días detenido en las celdas del Distrito III de la Policía Nacional. HOY/Uriel Molina

Managua
Luis Sánchez Sancho, editorialista del diario La Prensa, fue puesto en libertad al mediodía de este viernes, luego de estar detenido durante seis días en las celdas del Distrito III de la Policía Nacional, por estar involucrado en un accidente de tránsito donde resultó lesionado Otoniel Guadalupe Bentancourt, un motorizado capitalino.

La orden de su liberación fue enviada a dicho distrito policial por el juez Primero Local de Managua, Jean Carlos Fernández, luego que se hiciera efectiva la mediación entre Sánchez y Betancourt.

Cabe destacar que este acuerdo tuvo una demora de tres días ya que en la audiencia preliminar celebrada el pasado martes 27 de noviembre, tanto la Fiscalía como el juez Fernández condicionaron para la aceptación del mismo que la esposa de Betancourt contara con un poder de representación legal.

Don Luis Sánchez en audiencia preliminar el pasado 27 de noviembre. Se disculpaba con la esposa de Otoniel Betancourt. HOY/ Roberto Fonseca

Libre, al fin
Sánchez dice sentirse bien y listo para regresar a trabajar este próximo lunes en La Prensa. Su rostro luce tranquilo, pero con signos de cansancio. A pesar de eso, muestra siempre una sonrisa amena y la mejor de las actitudes.

“Debo reconocer, con toda honestidad, que la Policía no me maltrató para nada. Por el contrario, siento que hubo un tratamiento especial, es decir, más allá del que merece todo reo… El mismo comisionado de Distrito III llegaba a verme todos los días, preocupado por mis medicamentos… en general, el tratamiento fue bueno. Muy por el contrario con el trato de la fiscal, que me pareció particularmente dura. Sentí que me presentó como el enemigo público, y que si yo quedaba en libertad iba a ser un peligro para todos los nicaragüenses”, expresa don Luis y agrega que la actitud de la fiscal le impresionó.

Considera que hubo exageración a la hora de imputar los delitos. En particular, señala que la fiscal hizo mucho énfasis en las pruebas de alcoholímetro que se le hicieron y que dieron como resultado un porcentaje leve. “Estaba perplejo”, dice.

Don Luis al ser llevado de nuevo a las celdas del Distrito III de Managua. HOY/ Roberto Fonseca

“Lo que pasó ese sábado es que luego de mi almuerzo tomé una copa de vino que, según los doctores, uno debe tomar para ayudarle a la digestión, pero yo ya no pensaba salir. Sin embargo, hubo una urgencia en casa, tuve que resolverlo y a cuatro cuadras, regresando, fue que sucedió el accidente”, explica Sánchez.

También estima que el caso pudo resolverse con mayor agilidad dentro de los juzgados, puesto que ambas partes estaban de acuerdo con la mediación, pero las trabas fueron muchas.

El siguiente paso para don Luis es cumplir con lo acordado: pago de una cuota catorcenal mientras el afectado lo requiera, pago de medicamentos y reposición de la motocicleta.

“Me han dicho que el muchacho (Betancourt) es un excelente ser humano… en los próximos días cuando él esté mejor de la operación que le hicieron lo visitaré”, comenta don Luis.

Se manifiestan

Silvio Báez, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, aseguró estar feliz por la liberación de don Luis Sánchez. “Mis saludos cariñosos para él, doña Hortensia y toda su familia”, publicó en su cuenta de Twitter.

...

Notas Relacionadas