Compradores han “huido” en plena temporada

Diferentes sectores del mercado Iván Montenegro permanecen vacíos durante casi toda la semana

Tramos de queso han cerrado temporalmente porque los comerciantes no están obteniendo muchas ganancias. HOY/FOTO: Manuel Esquivel

HOY

A pesar de que miembros de la Policía Nacional se encuentran dispersos en distintos puntos del mercado Iván Montenegro, para brindar “seguridad a los clientes” que lleguen durante la temporada de Fin de Año, los comerciantes alegan que la afluencia de compradores se ha reducido en casi un 50 por ciento.

“Los clientes nos han manifestado que tienen miedo de entrar a comprar, algunos porque han participado en la marcha y les da horror que los puedan reconocer o vincular en algo, pareciera una situación exagerada, pero es real, no sabemos qué hacer, estamos viviendo un momento difícil”, dijo un comerciante que pidió omitir su nombre.

El marchante agregó que hasta algunos comerciantes han tomado la decisión de retirarse del mercado y dejar sus tramos, entre otras razones, porque las pésimas ventas que hay en algunos sectores no les motiva a seguir.

Los comerciantes del sector abarrotes, por ejemplo, reportan que el movimiento es solo un rato en la mañana. HOY/FOTO: Manuel Esquivel

“El mercado se dividió completamente, vemos pasar a los policías y en vez de sentirnos seguros, sentimos escalofríos, además que se nos viene a la mente las escenas terribles de los últimos meses”, subrayó el marchante.

No venden como antes

El sector de los quesos, que es uno de los más visitados del Iván Montenegro, se ha visto muy afectado las últimas semanas. Los comerciantes solo están abasteciendo los tramos dos veces a la semana, porque no venden el producto.

“La libra se ha manejado entre los 45 y 50 córdobas, pero los clientes la ven caro. Entonces los clientes compran menos, nosotros para no perderlo lo tenemos que estar ahumando seguido, se nos pone quemadito, pero solo de esa forma evitamos que las pérdidas de dinero sean mayores”, aseguró Carlos Flores, comerciante.

El año pasado, la mayoría de joyerías estaban llenas de trabajo para esta temporada; en esta ocasión no ha sido igual. HOY/FOTO: Manuel Esquivel

El vendedor señala que los camiones abastecedores que antes salían de noche para llegar en la madrugada al centro de compras, cambiaron su horario por el mismo miedo de encontrarse con paramilitares en los caminos.

“Salen a las cinco de la mañana y vienen al mercado cuando son las once de la mañana, el movimiento a esa hora ya pasó, la venta aquí es temprano, eso también nos ha afectado, nada está normal, aunque el Gobierno se empeñe en decir lo contrario, la gente ha tenido que cambiar todo su ritmo de trabajo para poder proteger su vida”, menciona.

Flores asegura que, con base en su experiencia como comerciante, para esta temporada el queso debería oscilar entre los 25 y 30 córdobas porque hay buena producción.

Otra zonas
El sector de joyería en el mercado Iván Montenegro también ha sido golpeado por la crisis que sufre el país.

Los comerciantes de este rubro señalan que solo les han hecho encargos de anillos de plata cuyos precios oscilan entre los 500 y 700 córdobas.

El año pasado para esta fecha tenían encargos de hasta 10 anillos de oro, que el precio varía entre los 3,000 y 5,000 córdobas. Los comerciantes del sector ropa esperan que este fin de semana la gente pueda animarse a comprar.

Aseguran que los días de semana se mantiene palmado.

 

...

Notas Relacionadas