¡Cuidados íntimos!

La importancia de mantener el PH vaginal equilibrado

HOY/Istockphotos.com

Si bien muchas mujeres se preocupan por su salud, es importante reafirmar y tener en cuenta que la higiene íntima forma parte de los procesos de cuidado de la salud e implica fomentar la prevención de infecciones, brindar comodidad, bienestar y seguridad.

La vulva y vagina es una zona sensible debido a su constante humedad, lo que la hace propensa a la proliferación de bacterias. Por su parte, el pH (potencial de Hidrógeno) vaginal debe estar en equilibrio, normalmente ácido, ya que funciona como un protector del cuerpo; un mecanismo de defensa ante infecciones y molestias en la zona genital de la mujer.

HOY/Istockphotos.com

Los cuidados primarios para mantener limpia la zona íntima son el agua y el jabón. Sin embargo, algunos jabones pueden alterar el pH vulvar, matar la flora vaginal que la protege o causar irritación. Esto, lejos de favorecer la higiene, predispone a malestares. Por ello, es importante considerar los siguientes puntos:

Baño y secado corporal diario

– Limpieza del área genital después de orinar y /o defecar.
– Uso de elementos de protección menstrual.
– Higiene relacionada a la actividad sexual.
– Higiene en genitales externos durante procesos infecciosos en vulva y vagina.

No se puede olvidar que el tracto urogenital inferior en la mujer constituye un área fundamental para la reproducción y para la eliminación de orina. Su cercanía a la región anal lo pone en contacto con microorganismos provenientes del intestino, lo cual propicia las infecciones del tracto urinario y vulvo-vaginales.

Asimismo, la actividad sexual expone a esta área a microorganismos provenientes del tracto genitourinario masculino y al riesgo de infecciones de transmisión sexual.

El conocimiento acerca del aseo genital y las medidas de prevención de infecciones deben ser parte de la educación sexual y de la visita al ginecólogo. Una de las opciones para el aseo es utilizar productos para la higiene íntima, que son especialmente desarrollados para la delicada piel de esa zona.

Usar el producto correcto para mantener el pH ácido natural es fundamental, pero también se debe tener en cuenta los ingredientes que la constituyen, ya que necesitan ser suaves a la piel y sujetos a proteger la zona de infecciones, malos olores, bacterias, hongos patógenos, entre otros.

...

Notas Relacionadas