Hermanas denuncian violencia

Elsa y Rebeca Valle denunciaron ante la CPDH la violencia a la que fueron sometidas por la Policía, que las secuestró unos 15 minutos, el pasado martes.

Elsa y Rebeca Valle se presentaron ayer a la CPDH a denunciar la detención que sufrieron la mañana del martes. HOY/Elízabeth Romero

Elsa y Rebeca Valle denunciaron ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) la violencia a la que fueron sometidas por la Policía, que las secuestró unos 15 minutos, el pasado martes. Ellas reclamaban en la entrada del Complejo Judicial la detención de su progenitor Carlos Valle.

“Hoy (ayer) se cumplen 61 días sin tener acusación… no hay pruebas en contra de él. Lo tienen allí encerrado, secuestrado mejor dicho, por simple antojo”, aseguró Elsa.

Carlos permanece en las celdas del Chipote y Elsa no lo ha podido ver, ya que un comisionado al que solo identifica como Santana no lo permite, en represalia por las denuncias que ha hecho la joven desde que fue liberada.

Elsa relató que durante tres martes seguidos se ha presentado al Chipote, pero permiten el ingreso de la esposa de su padre. Hasta ahora las acusaciones contra Carlos Valle solo se las hacen “de la boca para afuera”, como lo hacen con todos los presos políticos de “terroristas”, aseguró Elsa.

Valle relató en la CPDH que sus gritos al momento de la detención, la mañana del martes, fueron más que todo por temor a la agresión física contra su hermana menor. Al tiempo que las agredían físicamente los policías antimotines se burlaban de ambas jóvenes, recordó desde la CPDH Rebeca, quien manifestó que en el Chipote las condujeron por unos cinco minutos a las celdas preventivas.

La abogada de la CPDH, Karla Sequeira, destacó que de forma reiterativa han señalado “que estamos ante una policía abusiva, violentadora de derechos fundamentales de los ciudadanos nicaragüenses y este es un ejemplo más de como está operando la Policía represiva en Nicaragua”.

...

Notas Relacionadas