Confesiones dramáticas

Tina Turner: ha sufrido todo tipo de problemas de salud en los últimos años

La cantante Tina Turner. HOY/Internet

La vida de Tina Turner no había sido fácil y muchas personas conocieron de ella, gracias a la película ‘Tina’, que en 1993 consagró a la actriz Angela Bassett. Sin embargo, no hay que dar nada por hecho. Las cosas pueden ir a peor… De hecho, su hijo mayor, Craig, de 59 años, se suicidó en julio.

Esto es lo que ha desvelado la gran cantante estadounidense, que relata en primera persona cómo su boda con Erwin Bach cambió su vida. Tina da todo lujo de detalles: “El día de mi enlace no pudo ser más perfecto o espectacular y a nadie le importó que la novia tuviera 73 años. Había organizado todo yo misma e incluso había importado más de 1000.000 rosas para decorar los terrenos de mi casa. Mis amigos iban llegando y tomaban champán en ese día glorioso de julio de 2013. El aire estaba lleno de la más maravillosa esencia”, publica Daily Mail.

El relato se va haciendo más agrio conforme avanza: “¡Tenía que tener esta boda! A pesar de mi primer matrimonio, en el que sufrí los abusos de Ike Turner, conseguí encontrar el amor más allá de mis sueños más salvajes. Cuando comenzamos a renunirnos para las fotografías empecé a sentirme un poco extraña. Debía de ser por el calor, pensé, o por el vestido. (…) De hecho, ese indicio fue la primera señal del infierno que estaba por llegar. Una pesadilla que solo terminaría cuando mi querido marido, Erwin, me ofreció el último regalo, el regalo de la vida”.

“Erwin y yo nos habíamos conocido 28 años antes. Yo estaba viajando por todo el mundo con mi gira ‘Private Dancer Tour’, que me dejaba muy poco tiempo para mi vida personal. Nunca tuve muchos novios, porque pasé toda mi juventud con Ike y después de mi divorcio tener una cita era más un problema que otra cosa. En cualquier caso, no era una mujer que tuviera sexo por tenerlo. Para ser honesta, pasaba a veces hasta un año sin ello”.

Problemas de salud

Tina conoció a su marido en 1985, porque Erwin Bach era un ejecutivo de EMI, su casa de discos en Europa, y ese encuentro que cambió su vida tuvo lugar en la ciudad alemana de Colonia: “Fue amor a primera vista, no pensé que estaba preparada para esto”.

Debemos recordar que él es 16 años más joven que Tina, pero para ninguno de los dos fue un problema: “En realidad, con 46 años, no parecía mayor que Erwin, que tenía 30 y no parezco mayor que él ahora tampoco”.

Los problemas de salud llegarían mas tarde, cuando se encontraba en una gira para celebrar sus 50 años como artista: “Tenía 69 años y me encontraba en un tour muy exigente. Además, tenía la tensión alta, por lo que había estado tomando medicación desde 1985 (…) Después de trabajar tan duro durante tantos años estaba preparada para dejarlo. No quería que mis fans vinieran a un show y pensaran que hubo un tiempo en el que era buena”.

Y entonces llegó el gran susto: “En un día cualquiera de octubre de 2013, tres meses después de nuestra maravillosa boda. Me desperté y sentí como si un relámpago hubiera golpeado mi cabeza y mi pierna derecha. Intenté hablar, pero no me salían las palabras. Estaba sufriendo un infarto. Fue un golpe muy duro para mi cuerpo, porque mi lado derecho estaba entumecido. Tuve que trabajar con un fisioterapeuta para aprender a andar de nuevo y usar mi mano derecha iba a ser un problema (…) Mi doctor estaba preocupado porque la presión arterial afectara a mis riñones, así que me derivó a un especialista. El doctor Jorg Bleisch me informó de que mis riñones solo estaban trabajando al 35%”.

Su marido se mantuvo a su lado en esos momentos tan duros, en los que ella incluso se planteó el suicidio: le quitaron parte de su intestino y los doctores eran optimistas. Sin embargo, en diciembre de 2016, sus riñones solo funcionaban al 20%, así que solo tenía dos opciones, la diálisis o el trasplante.

“En ese momento la idea de mi muerte se hizo una realidad para Erwin. Él no me quería dejar ir, perderme (…) Me dejó en shock cuando me dijo que quería darme uno de sus riñones. Me sentí sobrepasada por su gesto, pero porque le quiero mi primera respuesta fue intentar disuadirle de dar ese paso tan irreversible”.

Finalmente, el 7 de abril de 2017, operaron primero a Erwin y luego se produjo el esperado trasplante. “Después de tantos años asustada y enferma, ahora estoy disfrutando de la alegría de estar viva”.

...

Notas Relacionadas