Estudiante secuestrado en una calle de Managua aparece en el Chipote

Madre no ha podido ver al joven que fue capturado el lunes

Martha Manzanares, madre de Álvaro Briceño, dijo que puso la denuncia del secuestro del joven en Plaza El Sol. “Para mí es una detención ilegal”, dijo. HOY / Ivette Munguía,

HOY

El estudiante universitario Álvaro Briceño fue secuestrado el pasado lunes en una de las calles de la ciudad de Managua. Su madre Martha Manzanares asegura que lo buscó en varios lugares y fue hasta el final de la tarde del martes que la Policía le confirmó que el joven está encerrado en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial, conocida como el Chipote, pero no ha podido verlo y no sabe por qué lo tienen preso.

Yo siento que esa es una violación a los derechos humanos, una detención ilegal, porque él ni siquiera andaba en alguna marcha”. Martha Manzanares, madre de Álvaro Briceño.

“Yo siento que es una injusticia y prácticamente un secuestro porque es el colmo que teniéndolo ellos… vengo aquí (el Chipote) y me dicen que no está, yo lo busqué por todas las estaciones de la Policía y en ninguna me daban respuesta, hasta que se les antojó me dijeron que aquí estaba”, expresó la madre del universitario.

El secuestro del joven quedó grabado en un video, donde se observa que Álvaro está realizando una llamada y luego dos camionetas sin placas y sin logo de la Policía, se estacionan en media calle y salen de ellas un paramilitar encapuchado y un policía también cubierto el rostro y luego persiguen al chavalo.

Cuestiona detención

Manzanares cuestionó la forma en que fue raptado su hijo. “No eran policías, toditos andaban de civil y (en) cuatro vehículos: una camioneta azul, una blanca, un carro rojo y una moto”, explicó la madre del estudiante quien lamentó que no lo ha podido ver “para nada, ayer (martes) hubo visita y solo unos cuantos lograron pasar. Ya son dos días encerrado, aguantando hambre, el agua dicen que es putrefacta”.

Álvaro cursaba el quinto año de Ingeniería Electrónica en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua) y pese a su buen desempeño académico fue expulsado de esa alma mater hace algunos días por supuestamente participar en protestas contra el régimen gobernante.

Manzanares presentó la denuncia del secuestro en la Comisión Permanente de los Derechos Humanos (CPDH), donde indicó que hasta el momento no le han expuesto qué delitos le imputan al joven.

“Yo le hago un llamado al presidente, a la Rosario Murillo, que pongan vista en este caso porque es una injusticia”, manifestó la madre quien agregó que el joven trabajaba y es el sostén de la familia.

El abogado Pablo Cuevas, de la CPDH, expresó su preocupación por la impunidad con que operan los grupos paramilitares afines a la dictadura de Daniel Ortega.

“Para las autoridades hay ciudadanos de primera y segunda categoría, hay ciudadanos que andan con armas de fuego y andan disparando y a veces en presencia de las autoridades y hay ciudadanos que no pueden ni expresarse con una bandera, sobre todo si es estudiante universitario”, expresó Cuevas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas