¿Dieta inversa? No para todos, solo deportistas

La dieta que te ayudará a mantener tu cuerpo ingiriendo más carbohidratos y lo mejor: aumentarás masa muscular

Muchos se desviven meses tras meses con variadas dietas que prometen hacerte bajar de peso y hacer el milagro del año con tu cuerpo. Seguro has escuchado de diferentes dietas, algunas de moda con los nombres más extraños. Por ejemplo, ¿alguien sabe qué es la dichosa dieta del pescado o la vegetariana, mediterránea?

Pero es seguro que pocos han escuchado de la dieta inversa. ¿No, verdad?

La dieta inversa consiste en el aumento del consumo de calorías en la alimentación, pero de forma progresiva, con el objetivo de aumentar la masa muscular del cuerpo. Además recupera tu capacidad metabólica haciendo aumentos pequeños y progresivos en tu consumo de calorías hasta que llegues a tus niveles de mantenimiento y así no tener aquel dichoso efecto rebote, que te aumenta de peso al empezar a consumir comida como antes.

Normalmente para bajar de peso, lo que se hace es intentar perder la grasa acumulada, la que no es necesaria para el cuerpo, así que la persona se somete a un déficit de consumo de grasas para que el organismo y el metabolismo se vaya acostumbrando a compensar la falta de grasa con las reservas acumuladas. Asimismo la grasa se quema con los ejercicios diarios.

En el caso de la dieta inversa, la nutricionista Indira Pérez Álvarez explica que lo normal es que este tipo de dietas la realicen deportistas.

“Esta es nutrición deportiva, no es para otro tipo de pacientes. También para personas que les cueste mucho bajar de peso, que tienen problemas hormonales”, dice la nutricionista.

Agrega que con esta dieta, los deportistas aumentan su masa muscular, pero bajan su porcentaje de grasa, con ayuda de una alimentación y ejercicios adecuados.

“Nuestro cuerpo está diseñado para almacenar las calorías, no para perderlas, por eso cuando se quiere adelgazar nosotros restringimos a los pacientes de altos niveles de calorías. En el caso de esta dieta, tampoco se desea aumentar el nivel de calorías en el cuerpo, pero como se pretende aumentar los niveles de músculo entonces sí se manda al paciente a ingerir más calorías”, expresa Pérez.

¿Mucha contradicción? Lo que sucede es que esas calorías que se ingieren solo se consumen en momentos específicos del día, donde el deportista sabe que las quemará de inmediato con ejercicios o actividades que ayuden a moldear sus músculos.

La nutricionista ponía de ejemplo a los automóviles que necesitan de la gasolina para movilizarse. Entonces si hacemos un viaje de Managua a Masaya, lógicamente hacemos un cálculo de cuánta gasolina gastaríamos y solo pagamos la cantidad de combustible que utilizaremos.

Trasladando ese ejemplo a nuestro cuerpo, con la dieta inversa lo que se hace es mantener un control sobre las calorías ingeridas que luego se quemarán totalmente con las actividades deportivas, sin dejar rastros de carbohidratos.

¿Cómo se hace?

Antes de empezar debes: Saber cuántas calorías estás consumiendo al terminar tu período de déficit. Conocer la distribución de macronutrientes que componen esas calorías. Tomar nota del peso y las medidas que has logrado. Medir tu porcentaje de grasa corporal de ser posible.

Ventajas
DISMINUCIÓN de la grasa ganada: Ese es el principal propósito de la dieta inversa. Volver a una normalidad metabólica sin ganancias de grasa o minimizándolas al máximo.
AUMENTA la capacidad metabólica: El hecho de introducir paulatinamente calorías en la dieta permite que el metabolismo se reactive mucho mejor que introduciendo un exceso calórico de golpe.
AYUDA a controlar el hambre posdieta.
TE PERMITE comer más, manteniendo tu peso corporal.
AYUDA A MEJORAR la relación personal de la persona con la comida.
TE PERMITE tener el cuerpo en mejor forma para realizar los cambios futuros en tu cuerpo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas