Comerciante del Oriental luchó por hacer su sueño realidad

Carmen Pastrán puso su farmacia en el Oriental y logró graduarse en la universidad

HOY/FOTO: Uriel Molina

HOY
Hace 34 años, doña Carmen Pastrán García llegó al mercado Oriental con la idea de poner una farmacia. Los recursos económicos para la instalación del local fueron su principal problema, pero no se dejó atemorizar y luchó por alcanzar su sueño.

Inició con pocos medicamentos sobre un canasto. A veces los vendía en un solo lugar, pero la mayor parte del tiempo lo hizo de forma ambulante.

“Yo era bastante joven, pero siempre tuve claro lo que quería hacer. Cuando yo empecé a vender la medicina era bien demandada, ahora hay más competencia, sin embargo Dios nunca me desamparó”, refiere.

Pastrán relata que tocó todas las puertas necesarias para obtener un tramo. Al conseguirlo, se dio cuenta que su deseo estaba pronto a convertirse en realidad e instaló su farmacia.

Carrera

HOY/FOTO: Uriel Molina

“No es fácil hacer crecer un negocio, pero con sacrificio todo es posible, pasé momentos muy duros en este mercado, pero aprendí a ser fuerte, ahora me doy cuenta que ha valido la pena, porque todo lo que tengo ahora es la recompensa de mi trabajo”, refiere la comerciante.

Doña Carmen siempre ha tenido claro que el ser humano no debe ser conformista. A pesar de que su negocio crecía cada vez más, determinó estudiar una carrera universitaria, para no quedarse en un solo lugar.

“Pasé 22 años haciendo crecer mi negocio en este mercado, pero yo quería ser una profesional, decidí estudiar Química y Farmacia, ahora les puedo dar más a mis clientes, con mucha seguridad les puedo recomendar, ellos confían en mí porque tengo estudios que me respaldan y eso realmente es bueno, yo pude ser una bachiller con negocio, pero no me conformé, siempre hay que ir más allá”, comenta.

Inspira
La señora Pastrán genera empleo para dos personas, con quienes comparte todo su conocimiento.

”Quiero que el día de mañana que ellas —sus colaboradoras— no estén aquí, se lleven un buen ejemplo, yo le doy gracias Dios por siempre darme su amor y apoyo para hacer mis sueños realidad. Todos debemos luchar por lo que queremos, no debemos perder la fe y tampoco hay que dejar pasar las oportunidades, yo siempre he dicho que no me daré por vencida nunca mientras esté viva”, subraya la comerciante.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas