Libre de puntos negros con estas mascarillas naturales

Cuatro mascarillas con bicarbonato de sodio para limpiar su rostro de los detestables puntos negros. Póngalos en práctica a partir de ahora.

Mascarillas naturales para decir adiós a los puntos negros. HOY/Thinkstockphotos.com

 

HOY

El bicarbonato de sodio es de gran ayuda para exfoliar tu piel y dejarla libre de impurezas y suave. Además, ayuda a neutralizar los niveles de pH que el maquillaje y otros elementos contienen. Cuando el pH cambia pueden aparecer bacterias, grasa y puntos negros, estos últimos se producen porque la suciedad y las bacterias quedan debajo de la superficie cutánea.

El bicarbonato de sodio es un ingrediente natural que reduce la posibilidad de experimentar efectos negativos. Por lo regular, los únicos efectos que se presentan ocurren cuando te excedes en la aplicación.

El efecto burbujeante del bicarbonato limpia tu piel de forma suave que literalmente arranca la suciedad de los poros. Es el ingrediente natural si tienes los poros muy saturados de toxinas.

Tome nota

Bicarbonato de sodio y agua: Esta debe aplicarla cada noche después de retirar el maquillaje y enjuagarse con agua tibia.

HOY/Thinkstockphotos.com

Para ello, combine una cucharada de bicarbonato de sodio y dos de agua para formar una pasta. Luego ponga en la zona T y deje reposar por 5 minutos. Dese un masaje de 2 minutos y enjuaga con agua fría.

Jugo de limón y azúcar morena: El azúcar facilita la expulsión de la suciedad más profunda y suaviza la piel sin irritar. A su vez, el limón tiene un efecto astringente y antibacterial que reduce infecciones.

Mezcle bien hasta formar una pasta, dos cucharadas de bicarbonato, dos de azúcar morena y media taza de jugo de limón.

Aplique sobre el rostro limpio, dando un suave masaje con las yemas de los dedos, prestando especial atención a la nariz y la barbilla, deje que actúe por 15 minutos y retire con suficiente agua.

Bicarbonato con romero: El agua de romero suaviza e hidrata la piel al mismo tiempo que cierra los poros. Cuanto más pequeños sean los poros, menos posibilidades habrá de que se acumulen toxinas. Además, el agua de romero combate la inflamación y favorece a las pieles delicadas, pues limpia con suavidad.

Para ello, combine dos cucharadas de agua de romero tibia con dos cucharadas de bicarbonato, hasta formar una pasta.

Lave su rostro con tu limpiador facial habitual o con agua y jabón, luego aplique la pasta resultante sobre la zona donde desea remover puntos negros.

Deje por 15 minutos, seguido enjuaga con agua tibia y seque con una toalla de algodón. Aplique crema hidratante habitual y repita la aplicación de la mascarilla 3 veces por semana.

Bicarbonato y leche

El bicarbonato de sodio contiene ácidos que neutralizan la alcalinidad de la piel. Por su parte, el ácido láctico de la leche blanquea la piel y exfolia.

Para hacer la mascarilla mezcle una cucharada de bicarbonato de sodio con una cucharada de leche entera.

Aplique sobre la piel limpia y deja actuar por un minuto. Retire con agua tibia y movimientos circulares. Aplica tres veces por semana.

...

Notas Relacionadas