Se “juega” la vida

Don Oscar Lara tiene 16 años de brindar apoyo a las personas en situación de emergencia en Carazo

HOY / Carazo

Oscar Antonio Lara es rescatista voluntario y conductor de la Cruz Roja Nicaragüense en el departamento de Carazo, y lo que más le apasiona es servirle a la comunidad.

La única ayuda que recibe de la institución son 400 o 500 córdobas semanales y el alojamiento. Antes de iniciar su faena, este hombre se encomienda siempre a Dios.

Hace 16 años, un amigo lo llevó a la institución, inició como conductor, pero recibió capacitación en asistencia médica para prestar el servicio de primeros auxilios cuando ocurren accidentes de tránsito y hay lesionados.

A don Oscar, oriundo de Chinandega, cuando acude a una emergencia por accidente de tránsito, lo primero que piensa es en ayudar a salvar vidas.

voluntario, cruz roja, oscar, accidentes, carazo
HOY / Mynor García
Cuando don Oscar tiene tiempo libre, se va a trabajar como conductor en los buses que viajan hacia otros departamentos.

Como rescatista, señala que lo primordial es saber controlarse y estar preparado psicológicamente ante cualquier eventualidad.

Arriesga su vida

“Yo no tengo un salario, pero a como dicen los principios de Cruz Roja, el socorrista tiene que trabajar y ofrendar la vida si es posible a cambio de nada”, dijo firmemente el chinandegano.

Comentó que uno de los obstáculos que encuentra en las carreteras es que algunos conductores hacen caso omiso a la sirena de emergencia de las unidades de la Cruz Roja.

Este hombre de piel morena, como conductor, nunca ha sufrido ningún tipo de incidente, pero ha corrido el riesgo de ser atropellado sobre la vía cuando brinda atención prehospitalaria a la ciudadanía.

Cuando en los accidentes hay niños de por medio, afirma que sufre y en ciertas ocasiones hasta ha llorado.
A pesar de que don Oscar es delgado, por su experiencia y con el apoyo de sus demás compañeros, ha sabido levantar con la camilla a personas con sobrepeso que están tiradas en la vía.

...

Notas Relacionadas