La zona donde venden artículos de madera es poca conocida por los visitantes del Mercado Central

Vendedores ofrecen productos elaborados con madera

Madera, mercado, central, chinandega, comerciantes, visitas

Miguel Pérez, ofrece productos elaborados con madera, barro y aluminio en el mercado. HOY / Saúl Martínez

HOY / Chinandega

El área donde venden artículos de madera en el mercado Central de Chinandega, es una zona calma, donde los clientes pueden alejarse del bullicio del centro de compras.

En esta zona también encuentra artículos de barro, cuero, aluminio y plástico que demandan los clientes de municipios vecinos.

En esta zona puede encontrar mesas, molinillos, bateas, tajaderos, sillas playeras, tijeras para dormir, rines, perchas, roperas, patas de gallinas, hamacas, jicareros y cumbas.

En estos días los vendedores ampliaron su oferta con artesanías provenientes de Masaya. Ya se pueden encontrar matracas, guitarras, calabacitos, tinajas, petates, maracas, alcancías de barro, tinajas, colchones, sombreros.

También, canastas plásticas, estufas, peroles, bandejas, sartenes, moldes, entre otros productos.

Los clientes llegan desde Corinto, la Península de Cosigüina, Puerto Morazán, Chichigalpa y Posoltega y trasladan lo que compran en las canasteras de los buses.

Concepción Zúñiga, originaria de la Península de Cosigüina, dice que una familia puede decorar su hogar con estos artículos.

“Una mesa de estas con su mantel se ve muy elegante”, refirió la señora.

Venta

Aura Pérez, originaria del barrio La Florida, mantiene a su familia con la venta de los artículos de madera.

“Decidí vender esto porque son materiales que no se vencen como los perecederos donde se generan pérdidas. Los peroles, cucharas, exprimidores los compro en Managua, los de mayor tamaño y los pequeños aquí en el reparto 12 de Septiembre”, refirió doña Aura.

Miguel Ángel Pérez, desde hace 27 años trabaja en este tipo de negocios junto a su madre Julia Lili Pérez. Cuenta que muchos llegan a preguntar y a llevarse sus productos.

“La verdad que a veces el negocio está frío, pero es que hay gente que desconoce de este pasillo donde estamos diez vendedores, muchos se sorprenden de hallar tanto artículo en madera, barro, aluminio. Vienen clientes de El Viejo, Chichigalpa y los estudiantes que compran artesanías durante las festividades”, señaló Pérez.

Organizado
El mercado Central fue bien organizado. Sofía Picado recuerda que en el sector de las refresquerías era una zona que se destacaba por la higiene y el orden. Esa distribución de secciones se torció a partir de los años ochenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas