¿Le encantaría tener unas pestañas bien rizadas?

Entérese por qué esta herramienta de maquillaje vive en nuestros tocadores. Si no la usa todavía, es momento que le empiece a dar uso.

¿Le gustaría tener unas pestañas bien rizadas? HOY/Thinkstockphotos.com

 

HOY

Muchas mujeres no lo utilizan porque sienten que se van a “arrancar” el párpado o las mismas pestañas. Y quienes hacen uso del rizador, ya tienen décadas de experiencia y les ha resultado muy bien.

Muchas máscaras de pestañas prometen rizar las miradas hasta el infinito, lo cierto es que hasta la fecha ninguna puede darnos el resultado que da el rizador.

¿Cree que sus pestañas quedan bonitas solo usando la máscara? si aún no lo usa, le invitamos a que pruebe esta herramienta presente en el tocador de la mayoría de mujeres y maquilladores desde hace más de 80 años.

side view of a woman curling her eyelashes

Siempre antes del rímel: un error clásico de primeriza es creer que el rizador de pestañas se aplica una vez que se puso la máscara. Las pestañas han de estar limpias a la hora de usar el rizador de pestañas para evitar dañarlas.

Porque si por ejemplo utilizamos el rizador con el rímel puesto casi seguro que muchas quedarán pegadas a la herramienta y se romperán. Además, obtendremos un acabado sucio, con pegotes de rímel y una curvatura muy forzada.

Acomode

A la hora de usar el rizador debe acomodar las pestañas sobre la almohadilla con cuidado de guardar una distancia de seguridad con la piel para evitar molestos pellizcos. Presione durante unos segundos para conseguir dar forma a la pestaña. Cuando deje de presionar, abra el rizador ligeramente antes de retirarlo para evitar tirones.

Rice en dos puntos: hay quienes aplican el rizador hasta en tres puntos diferentes de las pestañas, aunque eso dependerá de la longitud de estas. Lo más habitual es rizarlas en dos puntos para obtener una curvatura más abierta. Para ello, primero presione en la base de las pestañas (cuenta, por ejemplo, hasta diez), para seguidamente rizar en la zona cercana a las puntas. Si sus pestañas son lo suficientemente largas, añada un rizado en la zona intermedia de las pestañas. En cualquier caso comprobará que con esta técnica su mirada se abre con una curva más natural.

Woman applying eyeliner

Caliente el rizador: con un secador de pelo, aplique durante unos segundos aire caliente sobre el cabezal del rizador hasta que compruebe que la goma ha tomado temperatura. Entonces será el momento de rizar sus pestañas, de forma que el calor le ofrezca un acabado más duradero.

Cómo aplicar el rímel después del rizador: para un mejor resultado, tras usar el rizador de pestañas es recomendable aplicar la máscara en dos pasos: realice una primera aplicación del rímel por encima de las pestañas, girando el cepillo en el sentido de la curvatura para potenciar el efecto conseguido.

Después, aplique la máscara de pestañas lentamente desde la base hacia arriba en zigzag para impregnar bien todo el pelo. Incide especialmente en la base de las pestañas para abrir bien la mirada y fijar el acabado conseguido con el rizador.

Puede usar el rímel cuando vaya sin maquillaje, para endulzar y abrir la mirada. Proporcionará un toque muy natural que marcará la diferencia.

Mantenimiento

La almohadilla es la parte más importante del rizador de pestañas. Por eso, en cuanto se deteriore (se agriete o se endurezca demasiado) conviene sustituirla por una nueva.

HOY/Thinkstockphotos.com

De esta manera conseguiremos siempre un acabado óptimo sin dañar las pestañas. Una almohadilla deteriorada puede desde rizar mal tus pestañas hasta partirlas.

Por esta razón comprobarás que muchos rizadores incluyen almohadillas de recambio. Asimismo, de vez en cuando es recomendable limpiar con agua y jabón la almohadilla para evitar que la suciedad acumulada deteriore antes de tiempo la goma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas